27/03/18

China pide celeridad para implementar acuerdos de compras de trenes

La asiática CRCC fue a Casa Rosada para ratificar el convenio por u$s 270 millones para la línea San Martín. Macri prometió que este año se firma el contrato comercial


El presidente Macri recibió a los ejecutivos de la china CRCC

Los que entienden del tema aseguran que los asiáticos son un pueblo milenario que ha hecho un culto de la paciencia y de los procesos largos a la hora de la toma de decisiones. Pero que una vez definido el rumbo esa parsimonia se transforma en acción.

Eso es lo que parece haber pasado con Wenzhong Wang, vicepresidente de la empresa China Railway Construction Corporation Limited (CRCC) que ayer pasó por la Casa Rosada en busca de definiciones.

Según comunicó el gobierno, el presidente Mauricio Macri, junto con el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, se reunió con los representantes de la empresa china, con quienes se analizaron los avances y alcances del proyecto de reactivación del tren San Martín Cargas.

Lo que el comunicado oficial mostraba como un encuentro ameno escondía el reclamo con el que llegaron hasta Balcarce 50 los empresarios chinos quienes, parece, ven agotada la paciencia y reclaman celeridad y resultados.

"Querían saber cómo se iba a avanzar y querían ratificar el compromiso, porque está llevando más tiempo de lo estimado y eso generó nerviosismo", explicaron fuentes con acceso al encuentro.

De la reunión también participaron Manuela López Menéndez, secretaría de Obras del Ministerio de Transporte, y Guillermo Fiad, presidente de Trenes Argentinos Infraestructura.

"La reunión fue positiva porque la empresa se llevó el compromiso que se va a poder firmar el contrato comercial a lo largo de este año, así como el financiamiento necesario para este emprendimiento", señalaron las fuentes.

La obra también forma parte del eje principal del modelo que busca llevar adelante el Gobierno en su pelea silenciosa con el gremio Camioneros, ya que el San Martín cubre la franja central del país entre Buenos Aires y Mendoza, cuya área de influencia incluye zonas de producción minera, agropecuaria regional e industrial.

En mayo del año pasado, cuando Macri estuvo de visita oficial en China, Dietrich firmó un acuerdo con CRCC en el que se establecían las condiciones para rehabilitar el San Martín de cargas y un crédito concesional para renovar la totalidad de la red que une Mendoza con los puertos de Buenos Aires y Rosario.

La obra tiene un costo de u$s 2400 millones y se realizará con un préstamo concesional con un financiamiento del Eximbank China, que tendría un costo de 3% anual y un plazo de cancelación de 20 años con 5 años de gracia.

Una de las particularidades del entendimiento es que la participación de bienes y servicios de origen chino en el proyecto es de 28% mientras que la participación argentina será del 72 por ciento.

El proyecto plantea la ejecución de la obra de renovación en 39 meses y establece que la red que hoy transporta 2,3 millones de toneladas podría llevar más de 13 millones de toneladas en 2024.

Fuente: El Cronista