28/02/18

UTA selló suba de 15% con revisión y Gobierno encamina su plan de paritarias

El aumento beneficia a los choferes de corta y media distancia y se aplicará en 3 tramos. Prevé una revisión en octubre. Dialoguistas de CGT, claves en estrategia oficial


El Gobierno dio ayer un paso contundente para consolidar su estrategia de asegurar un tope del 15% a los aumentos salariales de este año en el sector privado. El gremio de colectiveros de la UTA, uno de los sindicatos clave del transporte público y componente del entramado dialoguista de la CGT, selló su paritaria en el parámetro pretendido por la Casa Rosada, esquema salarial que se instrumentará en 3 tramos y con la inclusión de una cláusula de revisión por inflación en el mes de octubre. El acuerdo se sumó al que ya suscribió 15 días atrás el sindicato de Obras Sanitarias de José Luis Lingeri también con una suba escalonada de 15%, en tanto que el Ejecutivo prevé hacia fines de la próxima semana extender esa misma referencia a la definición de las paritarias de Comercio, Uocra y Luz y Fuerza, entre otras negociaciones.

El acuerdo firmado ayer por el titular de la UTA, Roberto Fernández, y las dos cámaras empresarias que agrupan al transporte de pasajeros de corta y media distancia establece que el aumento de 15% se instrumentará en tres tramos: desde abril el actual salario básico de la actividad se elevará de $ 26.300 a $ 27.800, lo que equivale a una mejora de 5,8%; en septiembre ese piso trepará a $ 29.300 (suba de 5,4%); y desde enero llegará a $ 30.300 completando un 3,8%. Además, el convenio estableció el pago de una asignación extraordinaria por única vez de $ 1500, que se abonará a los choferes con los salarios de marzo, y se definió que las partes volverán a reunirse en octubre "ante la eventualidad de un deterioro en el poder adquisitivo de los salarios" por efecto de la inflación.

Con el entendimiento de la UTA y previo a iniciar una gira por Europa junto a un grupo de gremios aliados (ver aparte), el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, logró fortalecer su estrategia salarial, que espera ampliar hacia fines de la próxima semana con otros acuerdos, tal como informó este diario el último lunes. De ese grupo la más avanzada es la discusión en Comercio, la más numerosa porque involucra a más de 1,2 millón de trabajadores, donde el gremio que comanda Armando Cavalieri y las cámaras empresarias de la actividad (CAC y Came) ya consensuaron informalmente una suba de 15% en dos tramos (abril y septiembre) y repetir el esquema de revisión del año pasado.

A su vez, la negociación en la industria de la construcción, entre la cámara empresaria sectorial y el gremio de la Uocra, que encabeza Gerardo Martínez, abarca, por una parte, la aplicación de la cláusula de revisión establecida en el entendimiento de 2017 (se estima un aumento adicional en torno al 4% sobre la suba inicial de 21%) y, por otro, la forma en que se instrumentará la suba de 15% para este año.

En cambio, sigue siendo un gran dolor de cabeza para la cartera laboral la definición de la paritaria del sector bancario, en pleno escenario de conflicto. Las cámaras que agrupan a las entidades financieras y la Asociación Bancaria, que lidera Sergio Palazzo, volverán a reunirse esta tarde para intentar algún acercamiento tras el paro de 48 horas que los trabajadores cumplieron la semana pasada. Además, en ese marco, un fallo judicial dispuso restituir a entidad sindical la potestad de recaudar el denominado aporte solidario a los trabajadores no afiliados y a la par ordenó a las entidades financieras continuar pagando a su personal los ajustes por inflación determinados en la cláusula gatillo del acuerdo paritario 2017 hasta la firma de un nuevo convenio.

Fuente: El Cronista