23/02/18

Prorrogan los descuentos en la nafta en Posadas para evitar que los argentinos carguen en Paraguay

El descuento llega a 14%. En el interior de Misiones, el litro de premium ya toca los $ 31.


En la época de Fiestas se hacen colas para pasar de Posadas a Encarnación.

Posadas (corresponsal).- El Gobierno Nacional decidió mantener al menos hasta mediados de julio la reducción del Impuesto a la Transferencia de los Combustibles (ITC) para las estaciones de servicio de Posadas y la ciudad formoseña de Clorinda. La medida, que permite vender las naftas un 14% más baratas, busca reducir las fuertes asimetrías existentes entre los precios de los combustibles locales y los que exhiben los surtidores de Paraguay.

La prórroga del beneficio fue dispuesta por el decreto 136/2018, que fue publicado en el Boletín Oficial el martes, fija para Posadas un cupo de 6.687.000 litros de naftas y 4.154.000 litros de gasoil mensuales.

Con el ITC diferencial, la petrolera YPF comercializa hoy la nafta premium en Posadas a 27,57 pesos, la súper a 24,53, el gasoil premium a 25,61 y el común a 21,86 pesos por litro. En Eldorado, la misma firma vende la Infinia a 30,99 pesos, la súper a 28,28, el diésel premium a 27,96 y el común a 23,88 pesos.

Posadas y Clorinda disponen de combustibles más baratos desde principios de 2017. Con esta medida, el Gobierno Nacional busca frenar el éxodo de automovilistas hacia Paraguay para llenar sus tanques y realizar compras en tiendas y supermercados.

La aplicación de una alícuota diferencial del Impuesto a la Transferencia de los Combustibles no alcanza para equilibrar los precios entre los surtidores argentinos y paraguayos, pero disminuye la brecha. En las últimas semanas, la suba del dólar en el mercado doméstico hizo que esa diferencia se achicara un poco más. Aún con esa devaluación del peso, el ahorro en los surtidores del vecino país ronda los tres pesos por litro si se paga con tarjetas de débito.

En la década del 90, durante la vigencia de la Convertibilidad, Misiones ya había sido beneficiada con una medida similar para frenar el éxodo de automovilistas a Paraguay y Brasil en busca de combustibles baratos. El decreto, que se firmó en 1996 y mantuvo vigente hasta 2002, beneficiaba a Posadas, Candelaria Garupá, Puerto Iguazú y Bernardo de Irigoyen.

Fuente: Clarín