09/02/18

Otro récord de consumo eléctrico, aunque con numerosos cortes

Se superó cualquier registro de demanda de electricidad. Pero hubo más de 100.000 hogares sin suministro.


Otra jornada de calor agobiante en Buenos Aires (Fotos Diego Waldmann)

Los días calurosos siguen provocando marcas inusuales en el consumo eléctrico. A las 15.35 de ayer se alcanzó un nuevo récord, de 26.320 MW. De esa forma, se superó el registro anterior del martes, cuando el consumo eléctrico estuvo en 25.994 MW.

De todas formas, a diferencia del martes, ayer creció la cantidad de usuarios afectados por cortes. A las 20.30, según el ENRE, se registraban más de 60.000 hogares en Buenos Aires y el conurbano (concesión de Edenor y Edesur). En zonas de Recoleta, por ejemplo, el suministro se cortó ayer a la noche y recién volvió hoy al mediodía.

A las 3.15 del viernes la actualización de datos del ENRE incrementó notablemente esa cifra, llegando a ser de 110.000 la cantidad de usuarios sin suministro (40 mil en el área que cubre Edenor y 70 mil en el área a cargo de Edesur).

Las zonas más afectadas por los cortes en el Conurbano Bonaerense fueron Tigre, Quilmes Oeste, el barrio Don Orione en Almirante Brown, Caseros, José León Suárez, Sarandí, Remedios de Escalada y Lanús Oeste, mientras que en la Ciudad de Buenos Aires Montserrat, Mataderos, Caballito, Villa Urquiza y Agronomía fueron los barrios donde hubo mayores interrupciones en el servicio.

En el ministerio de Energía enfatizan que la alta demanda se pudo cubrir con la generación eléctrica propia, sin necesidad de importaciones y hasta manteniendo niveles de reservas. Sobre las interrupciones, destacan que afectan a menos del 0,4% del total de los usuarios, lo que es menos que en los veranos anteriores desde más de 5 años.

El Gobierno se precia de haber creado el marco para mayores inversiones, que llevan a mejoras en las condiciones generales del sector.

Sin embargo, las distribuidoras (Edesur y Edenor) siguen en falta: dejar a un cliente en una noche de verano sin posibilidad de prender ni un ventilador es una muestra que falta para que hablar de una situación normal.

Fuente: Clarín