22/02/18

La refinería de Cristobal López en San Lorenzo, permanecerá cerrada al menos tres meses

Es por falta de materia prima para procesar. La empresa aseguran que se mantendrán los puestos de trabajo y las estaciones de la red tendrán abastecimiento de combustible


La empresa seguirá distribuyendo el combustible a su red de estaciones de servicio

Las dificultades de Oil Combustibles, la petrolera que perteneció a Cristóbal López y hoy está en concurso de acreedores, se agravaron en los últimos días. Ayer, varios directivos de OP Investments el fondo liderado por Ignacio Rosner que se quedó con las acciones de la empresa pero aún sin la autorización de la Justicia se reunieron con los empleados de la refinería de San Lorenzo, en Santa Fe, para comunicarles que dejará de funcionar al menos por dos o tres meses. Hablaron de un "período de emergencia" hasta que puedan implementar su plan estratégico.

La reunión estuve encabezada por Santiago Dellatorre, socio de Rosner, y Darío Viduzzi, gerente General de Oil Combustibles, y ejecutivos del área de Recursos Humanos. El plan que transmitieron es que más allá de parar la refinería, se adquiría combustible ya refinado gracias a la intervención de un socio estratégico, que por ahora no fue nombrado, y la empresa seguirá distribuyendo el combustible a su red de estaciones de servicio. "Cobraremos un porcentaje que nos permitirá pagar los gastos operativos y salarios y las deudas fiscales hasta tanto la justicia avance con la convocatoria de acreedores y se pueda incorporar plenamente el socio estratégico e ingresen las nuevas inversiones que permitirán volver a habilitar la refinería a pleno", explicaron.

Se estima que el próximo lunes la planta de refinado cese en su totalidad las actividades, pero el personal "directamente involucrado" seguirá cobrando sus salarios, advirtieron. En la refinería trabajan cerca de 400 personas. La empresa busca que su red de estaciones de servicio, principal activo, siga en funcionamiento.

La refinería Oil Combustibles entró ayer, por primera vez en sus 80 años de historia, en un proceso de "parada técnica", como consecuencia de la falta de materia prima para procesar. "Es la primera vez que la refinería detiene su actividad por una circunstancia como la falta de materia prima", explicó Héctor Brizuela, representante de los trabajadores de Oil, que entienden que se llegó a esta situación por fallas en la administración de los nuevos directivos y también por una posición "rígida" de la Afip respecto a las exigencias para el pago de la deuda que tienen la compañía.

Los trabajadores pedirán hoy una audiencia con el juez a cargo del concurso, Javier Cosentino, para expresar su preocupación por el destino de la refinería. A fines del año pasado, la refinería había tenido problemas de abastecimiento, pero desde OP Investments informaron que pudieron cerrar una compra de 45.000 metros cúbicos de petróleo a la empresa noruega Statoil.

Fuente: Ámbito