28/02/18

Harán un paseo costero para revitalizar una zona postergada de La Boca

Estará en Pedro de Mendoza entre Brasil y la Usina del Arte, frente a los barcos-casino.


Avanzan las obras del nuevo paseo costero de La Boca. Foto: Diego Díaz.

Los porteños y los turistas tendrán en los próximos meses un nuevo espacio para pasear de cara al río, en la zona sur de la Ciudad. Las obras del denominado "Dique Cero", que integrará Puerto Madero con La Boca, ya están en marcha y está previsto que se concluyan a fines de mayo. El proyecto incluye espacios verdes para disfrutar al aire libre más locales comerciales y gastronómicos.

Se trata de una de las zonas más postergadas de La Boca, barrio en el que se registraron varios casos de inseguridad, entre ellos el del turista apuñalado.

El nuevo paseo ribereño comprenderá un área de 20.000 metros cuadrados bajo la autopista Buenos Aires-La Plata. Se hará sobre la traza de la avenida Pedro de Mendoza, desde el cruce con Brasil hasta la Usina del Arte, justo frente a la Dársena Sur y los "barcos-casinos". Y tendrá un costo estimado de 25,6 millones de pesos, según dijeron a Clarín fuentes oficiales.

Los trabajos iniciados en enero se realizarán en dos tramos. Primero se construirá una plaza que bordeará la avenida Pedro de Mendoza, desde Brasil hasta la calle 20 de septiembre, donde está el acceso a la terminal de ferries de Colonia Express. En el espacio verde que se generará ubicarán "livings urbanos" para disfrutar la vista al río.

La segunda etapa consistirá en un paseo que irá desde allí hasta Agustín Caffarena, para integrarse con el entorno de la Usina del Arte, el centro cultural inaugurado a mediados de 2011. Con lo que, se estima, se generarán 3.500 metros cuadrados de nuevo espacio público.

Pero eso no es todo. Intervendrán galpones y oficinas para abrir locales comerciales y restaurantes, además de que se ampliarán las veredas y se incorporará nuevo mobiliario urbano para priorizar la circulación peatonal. Será, en definitiva, una extensión de Puerto Madero hacia el sur.

Los terrenos donde se está desarrollando el proyecto Dique Cero son gestionados por la Administración General de Puertos y la Agencia de Administración de Bienes del Estado. Muchos de las oficinas que funcionan en el lugar (de Colonia Express, la Aduana y la Armada) deberán ser relocalizadas por el nuevo paseo ribereño. Hubo tres licitaciones para llevar a cabo los trabajos que fueron ganadas, dos de ellas, por Salvatori SA, (que tuvo la adjudicación de la puesta en valor del parque Las Heras) y la restante por Ciasa SA.

Fuentes del Ministerio de Desarrollo Urbano y Transporte destacaron que esta obra forma parte del "proyecto de revalorización del sur de la Ciudad". Recordaron que en el barrio de La Boca ya se creó el Paseo Quinquela Martín (sobre la avenida Pedro de Mendoza, desde Rocha hasta Hernandarias) para mejorar el margen ribereño y que se trabaja en la recuperación y puesta en valor histórico de la Barraca Peña, que se conserva a la vera del Riachuelo.

También avanzan otros proyectos para generar una mayor integración entre el Río y la Ciudad. Dentro de un mes se llamará a licitación para las obras del paseo peatonal costero en la zona de Dársena F, que hasta la década del '60 funcionaba como "pista" de hidroaviones. Se extenderá a lo largo de 600 metros, con ciclovías y mobiliario urbano. Ya en la zona, el artista Bernardo Ezcurra pintó murales con motivos de la flora y fauna nacional y dibujos históricos en los galpones areneros.

En Dársena Norte, en tanto, se proyecta colocar un mástil con una de las banderas argentinas más grandes de la Ciudad (de 8 por 6 metros). Fuentes del Puerto dijeron que ya está en taller y que se prevé su colocación entre abril y mayo . Imaginan que, junto al cartel de letras corpóreas con la leyenda "Puerto de Buenos Aires" que se instalará allí, será un punto fotográfico para vecinos y turistas, con la Fragata Libertad de fondo.

La posibilidad de integrar mejor a Buenos Aires con su zona portuaria se facilitará a mediados del año que viene cuando esté terminado el Paseo del Bajo, la autopista subterránea y el parque lineal que unirá Puerto Madero con Retiro. Por un lado, porque en la vía rápida irán los camiones y micros, con lo cual la superficie tendrá menos tránsito y contaminación. Además, porque la parquización permitirá habilitar calles hoy cerradas y mejorar la conexión entre el Bajo y Puerto Madero, y desde allí al Río.

Otro avance en este sentido es la urbanización de la villa 31, donde también se buscan abrir calles y convertir el asentamiento en un barrio más de la Ciudad.

Fuente: Clarín