21/02/18

Galuccio sube su apuesta en la Argentina con más activos en Vaca Muerta

La mexicana Vista Oil & Gas, nueva firma del ex presidente de YPF Miguel Galuccio, acordó la adquisición de una plataforma petrolera operativa de Pampa Energía y Pluspetrol Resources Corporation (PELSA) en Argentina, con lo que se convertiría en el quinto mayor productor y operador de petróleo del país, según cifras oficiales.

Para completar la operación, que parcialmente y por una cifra de u$s 360 millones ya había sido anunciada, Riverstone Vista culminó ahora con la adquisición de 99,68% del capital de Petrolera Entre Lomas S.A., 100% del capital de APCO International, 100% del capital social de APCO Argentina, y de 100% de las concesiones de explotación Medanito y Jagüel y del 3,85% de las concesiones de explotación Entre Lomas, Bajada del Palo y Agua Amarga.

El total de la apuesta ahora se redondeará en unos u$s 700 millones, estimaron fuentes del mercado consultadas por El Cronista

Así, se quedará, en la cuenca Neuquina, con 100% en las concesiones de explotación Medanito y Jagüel; 100% en las concesiones de explotación Entre Lomas, Bajada del Palo y Agua Amarga; 55% de la concesión de explotación Coirón Amargo Norte; y 45% del lote de evaluación Coirón Amargo Sur Oeste, operado por Shell a través de su filial argentina O&G Developments LTD S.A.

La producción de Vista en la Argentina será ahora de unos 30.000 barriles diarios.

"Con esta transacción, encontramos un balance adecuado entre producción rentable y un alto potencial de crecimiento en Vaca Muerta, la formación no convencional más prometedora a nivel global, perfectamente alineada con nuestra visión", dijo el presidente y director general de Vista en declaraciones al Financial Times.

El crecimiento se podría complementar en un futuro con activos en México, Argentina, Brasil y Colombia. Como parte de su objetivo de convertirse en un "campeón latinoamericano", Galuccio declaró que la compañía aspira alcanzar una producción de más de 100.000 barriles diarios en los próximos cinco años. Esto la convertiría en la petrolera privada listada más grande la región, sólo por debajo de las compañías estatales.

Con esta operación, lo que quedaría en análisis fue la venta de los activos de Sinopec Argentina a Vista. Es que antes de la compra de PELSA, Galuccio había puesto sus ojos en los campos de la empresa china, que estaba interesada en abandonar el país por la crisis productiva en Santa Cruz.

Aunque hubo versiones acerca de que el gobierno de China revisó los números y se arrepintió (compró por u$s 2600 millones y vendería por menos de u$s 600 millones), fuentes del sector alegan que el que está en duda ahora es el ex presidente de YPF. Es que la intención de Galuccio es colocar sus pies en Argentina ya con el know how que le otorgó su experiencia en la petrolera estatizada y aprovechar sus conocimientos para ser una fuerte competencia de YPF en los yacimientos no convencionales de Neuquén. Fuente: Cronista