21/02/18

Claro apoyo de Trump al ferrocarril en La Florida

El presidente norteamericano prometió que la regulación ambiental no retrasará la búsqueda de nuevos proyectos.


Fiel a su estilo, el presidente Donald Trump redobló la apuesta ente el pedido de apoyo al desarrollo de proyectos ferroviarios en La Florida.

Ante la solicitud del Presidente de la Comisión de Miami-Dade Esteban "Steve" Bovo, Trump prometió que "la regulación ambiental no retrasará la búsqueda de nuevos proyectos ferroviarios" y que los permisos federales llegarán "tan rápido que la cabeza te va a dar vueltas". Y como a un jugador de truco, cantó el "quiero vale cuatro" al señalarle que "la pregunta será si tú puedes obtener los permisos locales. Eso depende de ti".

El incidente puso a Miami-Dade en el centro de atención del país, toda vez que el mismo sucedió mientras el presidente revelaba su plan de infraestructura de u$s 1.500 millones con fondos federales estatales, locales y privados.

"Juntos, podemos recuperar nuestro patrimonio de infraestructura. Construiremos relucientes carreteras, puentes, autopistas, ferrocarriles y vías fluviales en toda nuestra tierra", dijo Trump en su discurso del Estado de la Unión.

Como empresario del rubro inmobiliario, Trump conoce mejor que nadie la importancia de contar con sólidos medios de transporte. También es consciente del potencial de La Florida. Su residencia fiscal está en Palm Beach y desde allì tributa sus impuestos. En Miami, es dueño del complejo de golf Trump National Doral e intentó hacerse cargo del campo de golf Crandon Park en Key Biscayne poco antes de postularse para presidente.

La declaración presidencial cayó como anillo para revivir sus planes estancados para expandir en casi 40 kilómetros el sistema del Metrorail.

Carlos Giménez, alcalde de Miami-Dade, ya había avisado que sin ayuda federal, sería imposible solventar los gastos o las demoras burocráticas requeridas para extender el Metrorail hacia los suburbios. Por eso propuso un plan de u$s 534 millones para construir carriles exclusivos y estaciones elevadas para el servicio de autobuses de alta tecnología que conectarían el Metrorail con Florida City al sur y Miami Gardens al norte. No es entonces casual que el vocero de Giménez emitiera un comunicado en donde se señala que "el alcalde agradecería el apoyo federal para modernizar nuestra infraestructura y expandir las opciones de transporte público".

Acelerar

"Cualquier proyecto de ley también debe simplificar el proceso de obtención de permisos y aprobación, reduciéndolo a no más de dos años, y tal vez incluso uno", dijo Trump en su informe al país. Hoy el proceso puede llevar de cinco a 10 años, un problema que la administración Obama intentó sin suerte resolver por vía de un decreto que instruyó a las agencias a utilizar mejor tecnología y trabajar simultáneamente en sus revisiones para reducir los tiempos de aprobación.

"Hemos gastado u$s 7.000 millones en Medio Oriente. Qué error. Y estamos intentando construir carreteras y puentes, y arreglar puentes que se están cayendo y nos cuesta conseguir el dinero y es una locura", dijo el presidente desde la Casa Blanca como una forma de llamar la atención del Capitolio que en definitiva deberá aprobar los fondos necesarios.

Para Trump, este plan que fue eje de su campaña electoral, se convierte en una prioridad legislativa. Qué mejor que mostrar su gran impacto en desarrollo y captación de mano de obra en un año donde se desarrollarán las elecciones parlamentarias de mitad de mandato. Fuente: Cronista