03/01/18

Ya se siente la quita de impuesto en los autos y precios bajan hasta 12%

Es para los modelos de gama media y alta. Algunas marcas difundieron ayer los nuevos valores. Otras lo harán entre hoy y el viernes. El descuento promedio es de 8%. Algunos modelos suben.


La quita del Impuesto Interno para los autos del segmento medio alto, dispuesta la semana pasada por el Gobierno por decreto, ya se siente en las concesionarias. Ayer comenzaron a llegar las primeras listas de precios con rebajas que van del 4% al 12%. Son pocas las marcas, por el momento, que trasladaron el beneficio tributario a sus productos, pero entre hoy y el viernes se sumará el resto, por lo que se avecinan días muy movidos. La demora se debe a la especulación que hace cada empresa sobre la política comercial de sus competidores. Incluso, algunas automotrices difundieron los precios para enero de todos los modelos menos los que estaban alcanzados por el gravamen a la espera de lo que suceda en otras compañías.

"Vamos a esperar un par de días porque no queremos dar una lista para después corregirla si la competencia sale más agresiva", comentó a este diario el representante de una marca importada.

Toyota, Suzuki, Subaru, Hyundai y Mitsubishi fueron las primeras en definir los nuevos valores y marcar el terreno. Audi, Mercedes-Benz y BMW -los tres pesos pesados alemanes- todavía no fijaron sus precios. Tampoco la mayoría de las marcas generalistas que en la parte más alta de su gama ofrecen modelos que hasta el viernes pagaban el recargo fiscal.

Más allá de los tiempos que se tome cada marca, la rebaja impositiva provocará un aumento en las ventas que se reflejará entre enero y febrero. La demanda en este segmento se había frenado desde comienzos de noviembre, cuando el ministro Nicolás Dujovne anunció el nuevo marco tributario. Algunas empresas salieron a tratar de evitar el parate adelantando, por su cuenta, la quita del impuesto o prometiendo devolver la diferencia de precio cuando la eliminación de Internos se hiciera efectiva, como fue el caso de Toyota. También es cierto que algunos modelos que no estaban alcanzados pueden subir al quitársele el tope tributario. Por ejemplo, la versión EX de la Honda HR-V, que se incrementó 5,9%. En cambio, la versión full bajó sólo 0,3% porque la suba del dólar licuó la quita impositiva.

Con la aprobación de la reforma tributaria, se dispuso la eliminación de la alícuota de 10% del Impuesto Interno que pagaban los 0 km de entre $380.000 a $800.000 de precio a concesionarias. Para el valor al público, la franja iba de alrededor de $550.000 a $1.200.000. La otra escala, la de más de $900.000 de fábrica, sigue vigente con una alícuota del 20%.

El Impuesto Interno fue noticia hace exactamente cuatro años cuando, el 1 de enero de 2014, el entonces ministro de Economía Axel Kicillof dispuso una suba de este tributo que ya estaba vigente pero con un impacto limitado. Las alícuotas establecidas en aquel momento eran de 25% para la primera escala y de 60% para la segunda. Esto significó un incremento de 50% a 100% para los modelos afectados. Con los nuevos valores, las ventas de los autos de alta gama o premium se derrumbaron. Después de un 2013 floreciente (favorecido por la brecha entre el dólar oficial y el "blue"), los 0 km importados de ese segmento del mercado desaparecieron. A eso se sumó la devaluación que encareció aún más los autos que se rigen por el dólar. Mauricio Macri vuelve a llevar la situación impositiva de los 0 km de mayor precio a la que existía antes de la llegada de Kicillof, salvo en la franja más alta, que sigue vigente aunque con una alícuota más baja. Además, cumple con una promesa de campaña, ya que la rebaja impositiva la había anunciado en esa etapa.

Fuente: Ámbito