Otra-agresiva-medida-gremial-trastorno-a-los-pasajeros-en-Aeroparque-y-Ezeiza

04/01/18

Otra agresiva medida gremial trastornó a los pasajeros en Aeroparque y Ezeiza

Ahora fue un quite de colaboración de los maleteros. Hubo retrasos de hasta 6 horas en la entrega de valijas y los despegues.


Aeroparque y Ezeiza comenzaron la jornada con demoras de hasta 6 horas para el traslado y la entrega de equipajes a los pasajeros, por una medida de fuerza del personal de la empresa Intercargo, que trabajaba desde este martes "a reglamento". Eso llegó a generar, después del mediodía, también retrasos en los despegues. Pero a media tarde la situación se descomprimió y comenzó a normalizarse, luego de que el gremio acatara la conciliación obligatoria dispuesta en la noche del martes por el Ministerio de Trabajo.

En Ezeiza, los mayores problemas derivaron de los retrasos para llevar los equipajes desde los aviones aterrizados hasta la cinta donde deben ser retirados por los pasajeros, aunque también se registraban inconvenientes con los embarques de valijas.

Nelson tiene 40 años y es un pasajero que llegó de Houston minutos después de las 11. Él y sus compañeros de vuelo recién recibieron sus valijas cerca de las 16, cuando el gremio levantó la medida. Es decir, cinco horas después de la llegada.

Otros, para no soportar semejante espera, directamente optaron por irse con las manos vacías. "Todavía tenemos un largo viaje hasta casa, así que no queríamos clavarnos tanto tiempo. Le pedimos entonces a la empresa que nos envíen el equipaje", contó Matías Zárate, recién llegado de veranear con su familia en Brasil.

El problema también repercutió en la programación de los vuelos, que no podían cumplir el horario previsto, al no poder cargar las valijas de los nuevos pasajeros para las partidas. Frente a eso , compañías como Avianca y LATAM armaron una suerte de "corralito" a la vista de todos para acumular todo el equipaje que la gente iba entregando. Mientras, las filas para hacer el check-in se hacían cada vez más largas.

Según indicaron pasajeros damnificados a Clarín, personal del aeropuerto les ofrecía agua y barras de cereal para la espera, que llegó a prolongarse de 2 a 6 horas, impidiendo a muchos cumplir con sus combinaciones previstas.

"Viajé 14 horas desde Nueva Zelanda y cuando llegamos nos enteramos con mi hijo de esta situación. Sólo nos dieron una botellita de agua", le contó a Clarín Gladys Moreno, que había llegado directo desde Auckland.

Las únicas aerolíneas que no se vieron afectadas por este quite de colaboración fueron Aerolíneas Argentinas y American Airlines, que tienen su propia rampa y trabajan con otro proveedor.

La medida de fuerza no fue un paro total. Los trabajadores realizaban sus tareas con la modalidad de “quite de colaboración”, que significa "trabajar a reglamento". Afectó sobre todo a Ezeiza. Y se realizó debido a que les descontaron el plus por presentismo por haberse plegado al paro general dispuesto por la CGT el 18 y 19 de diciembre.

El gremio involucrado es la Asociación de Personal Aeronáutico (APA). Y tiene una clara tendencia ideológica kirchnerista. "Durante los años el kirchnerismo, La Cámpora, metió mucha gente en este gremio", contó Franco Rinaldi, periodista especializado en temas aeronáuticos. En diciembre último, según fuentes de la empresa, hubo un ausentismo de un 15%, el cual fue descontado del sueldo percibido este mes.

La medida, no anunciada oficialmente por el gremio, que cerró el mes pasado su negociación paritaria, consistía en dar de baja a los equipos que utilizan para su trabajo y presentaban algún tipo de anomalía, aunque esa falla no impidiera su normal funcionamiento.

La aceptación de la conciliación obligatoria abre una tregua de 15 días para que se solucione el conflicto. Sin embargo, la medida de fuerza podría reactivarse en estos días.

Fuente: Clarín