11/01/18

Las multas en Provincia aumentaron por encima de la inflación

Desde este mes son un 35% más caras, 20 puntos por encima del índice de precios proyectado por el Gobierno nacional. Así, la sanción por exceso de velocidad se pagará entre $ 4.017 y $ 26.780.


Aumentan un 35% las multas de tránsito en la Provincia de Buenos Aires.

Desde el primer día de este flamante 2018, cometer infracciones de tránsito cuesta más caro dentro del territorio gobernado por María Eugenia Vidal. Los valores de las multas que rigen en toda la provincia de Buenos Aires subieron 35%, una cifra muy por encima de la inflación estimada para los próximos 12 meses, que según el Gobierno Nacional proyectó en un 15%.

Aquellos conductores incautos que no son muy respetuosos de las normas de seguridad vial ahora deberán ser más cuidadosos al menos por una cuestión económica. Es que, de acuerdo a lo publicado en el Boletín Oficial a principio de mes, el valor de la Unidad Fija (UF) para el bimestre enero-febrero es de $ 26,78, a diferencia de los $ 19,76 que regía en el primer mes de 2017. Este valor se va actualizando de acuerdo al aumento del combustible, tomando como referencia el costo del litro de nafta de mayor octanaje informado por la sede platense del Automóvil Club Argentino.

Así, según estos nuevos nuevos importes la sanción por mal estacionamiento -que es de 50 a 100 Unidades Fijas-, oscilará entre $ 1.339 y $ 2.678.

Con esta lógica de aplicación, las multas variarán entre un mínimo de $ 8.034 y un máximo de $ 26.780 cuando, por ejemplo, se cruce un semáforo en rojo, se gire a la izquierda donde hay un semáforo que lo prohíbe, se circule de contramano o se conduzca sin las luces reglamentarias o sin patente. Los importes se deducen de que todas estas infracciones son penadas con un valor de 300 a 1.000 UF.

Los mismos importes se pagarán por conducir sin haber sido habilitado, estando inhabilitado legalmente, o sin estar habilitado para el tipo de vehículo que conduce (por ejemplo, en el caso de manejar un camión o camioneta de carga con un registro para autos particulares).

A su vez, estos mismos importes rigen para una fuga o por negarse a suministrar la documentación frente a una autoridad solicitante, ante la falta de la Verificación Técnica Vehicular (VTV), si se conduce alcoholizado o se tiene el auto con el caño de escape libre.

En tanto, por exceder los límites de velocidad se paga de 150 a 1.000 UF, lo que equivale a una escala entre los "$4.017 y los $26.780 de acuerdo al grado de la infracción cometida.

Las multas bajan a montos menores cuando se conduce con la licencia o cédula verde vencida y no siendo titular, o cuando se circula sin seguro. En esos casos, se deberá pagar de $ 1.339 a $ 2.786.

Estos valores, así como el sistema de medición están fijados por la Ley Provincial de Tránsito 13.927, que agrupa tanto a los caminos provinciales y nacionales que recorren la provincia, así como las calles y avenidas de los 134 municipios que la componen.

Lo que difiere respecto al sistema porteño, es que tanto el pago de las multas, como el organismo que las recibe, varía de acuerdo a la ubicación en el que se haya producido la infracción. En el caso de las rutas nacionales o provinciales, quien cobra la multa es la Provincia. Pero si la falta sucedió en una calle o avenida común, el órgano de aplicación es el Municipio que corresponda.

Fuente: Clarín