02/01/18

Jujuy se sube a un negocio de US$ 9 billones: invierten US$ 80 M para extraer litio

Se trata de un proyecto industrial público-privado que se desarrollará en la localidad de Perico. 28 de Diciembre 2017


Una fábrica de baterías de litio jujeña comenzará a funcionar en 2018. Este proyecto público-privado será construido en el Parque Industrial la localidad de Perico (al sur de Jujuy), y demandará una inversión de US$ 80 millones.

"Los sueños que tenemos son muy grandes con la planta de enriquecimiento del litio, la construcción de las celdas y el ensamblado, y de las baterías para colectivos queremos llegar a fabricar megabaterías", dijo a la agencia estatal Télam José María Palomares, presidente de la empresa Jemse (Jujeña de Energía y Minería Sociedad del Estado).

En este acuerdo de inversión conjunta con la empresa SERI “lo importante es empezar por darle valor agregado al litio”, destaco Palomares. "En un futuro quizás también podamos contar con una planta transformadora de colectivos normales a colectivos eléctricos", agregó.

Con el asesoramiento de la Universidad Nacional de Jujuy y el Instituto del Litio, la idea detrás del proceso químico es enriquecer el carbonato de litio para transformarlo en litio ferro-fosfato, y así obtener un material pastoso con el que se fabricará las celdas. De la mezcla con los materiales activos para formar la materia, el litio solamente lo compone en un 4%, señala un artículo de La Voz del Interior.

Planes para el futuro

Por el momento el objetivo es desarrollar baterías de 200 kilos para ser utilizadas en el transporte público. Sin embargo, a largo plazo “Jujuy Litio” tiene en sus planes fabricar “megabaterías” para pueblos completos o plantas solares como la que se empezó a construir en la localidad de Cauchari, en la Puna jujeña. Y también está en el horizonte producir baterías que puedan usarse en el agro.

Jujuy es parte, junto a otras provincias del Noroeste argentino, del llamado “Triángulo del litio” que está formado por tres países, la Argentina, Bolivia y Chile, que reúnen más del 70% de las reservas mundiales del mineral.

Negocio multimillonario

Según la economista Verónica Cesa, consultora y miembro de la gerencia de Desarrollo del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI), el rol de la Argentina como oferente de esta materia prima será cada vez más importante. “Hoy ya somos el tercer productor de litio a escala mundial y nuestra participación en el mercado ronda el 16 por ciento. Pero seguramente se incrementará a medida que los numerosos proyectos extractivos, que ya están en curso, entren en producción comercial”.

De acuerdo a esta experta en evaluación de proyectos tecnológicos, “nuestro país, actualmente, produce cloruro y carbonato de litio. Y en 2016 generó exportaciones por más de US$ 190 millones”.

Sin embargo esta cifra podría multiplicarse exponencialmente, según desarrolló Ernesto Calvo, profesor de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la UBA e investigador del Conicet, en charla con INFOTECHNOLOGY. “Si bien pensar en fabricar baterías para autos en forma local no parece hoy algo posible, ya que competir con las plantas y los costos de las fábricas chinas es complejo, sí tenemos posibilidades para agregar valor a esta materia prima antes de exportarla. Por ejemplo la industria química puede elaborar sales de litio que luego se usan en las baterías.”

Sumar este simple paso no es menor: “exportar carbonato de litio sin procesar puede generar US$ 9.000 por tonelada. Pero si la industria química local lo procesa y convierte en hexafluorofosfato de litio y en combinaciones de sales, la tonelada de exportación puede valer 10 veces más: de US$ 9 por kilo se puede llegar a obtener US$ 100 e inclusive hasta US$ 1.000 por kilo exportado”, explica Calvo. Más escéptico es, sin embargo, sobre la riqueza que generan las regalías sobre el valor de la salmuera.

Fuente: La Nación