11/01/18

El alza del petróleo ubica al Brent cerca de su máximo de tres años

Los recortes de producción en la OPEP, la disminución de los inventarios y las tensiones geopolíticas invalidan los temores en torno al shale norteamericano


El crudo Brent registró un alza y se ubicó en su nivel de precios más alto en casi tres años como resultado de los recortes de producción encabezados por la OPEP, la caída del stock mundial de petróleo y las mayores tensiones geopolíticas, lo que invalida los temores a la creciente producción de shale por parte de Estados Unidos.

La referencia internacional del petróleo tocó los u$s 69,37 el barril ayer, el valor más alto desde mayo de 2015. Se está acercando al nivel registrado por última vez en 2014, año en que empezó el derrumbe de la cotización. El marcador cedió un poco a u$s 68,87 a última hora de la jornada de Londres, pero igual cerró siete centavos arriba.

"Estamos en un clima en el que los productores de la OPEP y Rusia han disminuido su oferta y recortado sus stocks. Al mismo tiempo, los eventos geopolíticos son una preocupación", dijo Olivier Jakob, de la consultora Petromatrix. También mencionó el potencial regreso de las sanciones contra Irán impuestas por EE.UU.

Algunos analistas, como Carsten Fritsch de Commerzbank, señalaron que las últimas subas de precios no se condicen con los fundamentals subyacentes y que se corre el riesgo de una "sobrerreacción". Pero otros aseguran que el dólar más débil y las sólidas cifras de crecimiento económico global que podrían conducir a una demanda de petróleo superior a la esperada también sostienen los precios.

Los datos del gobierno norteamericano sobre los inventarios publicados ayer muestran que la disminución de los stocks de crudo fue superior a los 4,9 millones de barriles esperados en la semana finalizada el 5 de enero. La información del American Petroleum Institute indica que esta semana se produjo una reducción superior a 11 millones de barriles.

El crudo norteamericano West Texas Intermediate alcanzó su máximo de 2014 el martes y el barril subió otros 22 centavos el miércoles a u$s 63,31.

Algunos países de la OPEP, cuyas economías se vieron perjudicadas en los últimos años, dieron la bienvenida al alza de precios que se aceleró desde que el cartel y sus aliados acordaron extender el acuerdo de recorte de oferta para todo 2018. El Brent subió casi 10% desde fines de noviembre.

Sin embargo, los temores giran en torno a los mayores niveles de producción de shale en Estados Unidos, pese a que las compañías norteamericanas de petróleo no convencional aseguran que se están concentrando en la rentabilidad y no en el volumen. El brazo estadístico del Departamento de Energía estadounidense predijo que la producción de crudo crecerá a tasas récord este año y superaría los 11 millones de barriles diarios en 2019.

Eso debilitará los esfuerzos de los productores globales apuntados a limitar la producción para reducir los inventarios globales.

Bijan Zanganeh, ministro de Petróleo de Irán, dijo el martes que algunos miembros de la OPEP no quieren precios elevados, particularmente más allá de u$s 60 el barril, porque brindarían un respaldo al renaciente sector de shale norteamericano, según la agencia de noticias local Shana.

Pero Zanganeh aseguró que el alza del Brent en los últimos días refleja el impacto de los recortes de oferta y del clima frío. "Estamos en invierno, una época en que los precios suben porque la demanda de los productos derivados del petróleo aumenta," agregó.

Si bien el exceso de inventarios está último, el mercado de petróleo otra vez es sensible a las interrupciones en el abastecimiento como en Venezuela y a los acontecimientos geopolíticos en países productores de crudo. El acuerdo entre Irán y las potencias mundiales sobre sus capacidades nucleares, que incluyó el fin de las sanciones a sus exportaciones de petróleo, corre peligro mientras las tensiones locales en Teherán y en otras grandes ciudades también se intensificaron en los últimos días.

Fuente: El Cronista