11/01/18

Aumento de peajes: las "horas pico" también se cobran los fines de semana y hay quejas

Los precios cambian según cuatro franjas horarias. El Gobierno dice que es para descongestionar el tránsito.


La hora pico en los fines de semana afecta a quienes se van a countries o quintas. Foto: Luciano Thieberger.

El momento en que un vehículo pasa por una estación de peaje puede tener múltiples adjetivos. En los accesos a la Ciudad, los horarios están catalogados bajo cuatro términos: “pico”, “promoción”, “valle” y “congestión”. Demasiados rótulos, que confunden hasta el conductor más atento. Y que, además, también se aplican los fines de semana.

En el acceso Norte y Oeste, la hora congestión para autos particulares y camiones de hasta seis ejes es de lunes a viernes de 7 a 9 y de 17 a 19, tanto en sentido hacia Capital como a Provincia. Mientras que la hora pico, en los dos accesos está establecida de lunes a viernes de 6 a 7, de 9 a 10, de 16 a 17 y de 19 a 20, en ambos sentidos.

Los fines de semana y feriados, aunque parezca insólito, también hay hora pico y se aplica de acuerdo al movimiento de las masas: filas de autos que a primera hora salen hacia Provincia para disfrutar el día en quintas o countries; y la misma escena que se repite por la tarde, en el regreso a Capital. El esquema pico en sábados y domingos va de 11 a 15 en sentido a Provincia y de 17 a 21 en el ingreso a Capital. Por el momento, las tarifas pico y congestión se mantienen en el mismo valor.

Los horarios de menos demanda son "promoción" y "valle". El primero comprende los lunes a viernes de 0 a 5 y de 22 a 24 para autos particulares. Por último, la franja valle son los horarios no considerados en las categorías anteriores.

No siempre fue así, no siempre hubo cuatro rótulos. El cuadro tarifario con cuatro franjas horarias comenzó a regir el 18 de abril del año pasado. Antes, las categorías eran dos: pico y no pico. La modificación la estableció el Gobierno nacional. Entonces explicaron que los cambios buscaban redistribuir el flujo vehicular para descongestionar los horarios con más caudal y premiar con valores más económicos a aquellos que entran o salen de Capital en los momentos de menos tránsito.

"También dijeron que era para desalentar el uso del auto. Pero mientras no se mejoren los trenes y colectivos la gente va a seguir usándolo", dijo Ricardo Lasca, del Comité Nacional de Defensa del Usuario Vial. "Además -agregó- tantos horarios sólo generan desigualdad y discriminación entre los usuarios. Hoy, el empleado que está obligado a fichar paga una tarifa sideral, mientras que el gerente que elije cuándo entrar abona menos. No hay criterio".

Fuente: Clarín