10/01/18

Aseguran que el próximo invierno se importará más gas

Así surge del último informe elaborado por el Instituto Argentino de Energía (IAE) Mosconi. La producción acumulaba una baja del 0,9% y el consumo mostró un crecimiento del 0,6%.


Según el informe mensual de tendencias del Instituto Argentino de Energía (IAE) Mosconi, además de la caída del petróleo, la producción de gas acumulaba una baja del 0,9% hasta el décimo mes de 2017. Además, durante el mismo período, la demanda interna del fluido creció alrededor del 0,6%. Con estos datos los especialistas aseguran que se necesitará importar la misma cantidad o más gas que durante el año pasado.

“Esto implica que de mantenerse estos niveles de producción, con su tendencia ya declinante, el país continuará con importando Gas Natural desde Bolivia y como GNL en iguales o mayores cantidades que hasta el presente”, indica el informe y agrega que en el último año móvil desde octubre, la importación creció a un ritmo del 11,1%.

Además señalaron que los precios del gas, tanto en el país como en el exterior, continúan una tendencia alcista por lo que su traslado local difícilmente pueda obviarse. A esta situación le proyectaron dos salidas: un aumento de los precios internos, por encima de las expectativas trazadas, o un crecimiento de los subsidios proyectados para la demanda (los clientes).

En el período analizado desde el IAE Mosconi destacaron una reducción en los subsidios energéticos. Si bien en noviembre crecieron un 17% en términos nominales, en la anualización se reporta un recorte del 35,5%.

Sin embargo, el dato saliente tiene que ver con el plan Gas, los programas que finalizaron el 31 de diciembre pasado, y por los que el gobierno reconoció deudas por 26.200 millones de pesos. La ejecución al anteúltimo mes de 2017 era de 21.903 millones de pesos, un 23,2% menos que en el mismo periodo del año anterior.

Esos números en tanto pese a la baja nominal representaron un crecimiento en el esquema total de subsidios a la energía del Estado. Los programas de incentivo a las petroleras pasaron de representar un 16,3% a un 22,6% en los meses analizados.

Incluso si se observan los números de 2015, los programas denominados genéricamente como plan Gas representaron un 9,3% de los gastos totales del gobierno nacional.

Desde el 1 de enero está en vigencia el nuevo esquema de incentivos a la producción no convencional de gas (Resolución 46). Este plan busca avanzar en la dirección de los recortes de subsidios a la oferta y concentrarlos en la demanda. Hasta el momento un sólo proyecto ingresó al nuevo programa: el área Fortín de Piedra de Tecpetrol (Techint).

Fuente: Revista Petroquímica