05/01/18

Arrestan en Uruguay a un jefe sindical con armas, fajos de dinero y autos de lujo

Es Marcelo Balcedo, del SOEME. Lo detuvo Interpol a pedido de la Justicia argentina y le secuestraron US$ 400.000. Está acusado de lavado y evasión fiscal. Tramitan su extradición.


Marcelo Balcedo, el sindicalista que cayó en su chacra uruguaya de Playa Verde.

Marcelo Antonio Balcedo, secretario general del gremio estatal SOEME, fue detenido ayer en Uruguay por Interpol, a pedido del juez de La Plata Ernesto Kreplak, a raíz de un expediente por vaciamiento del sindicato, evasión y lavado de dinero.

La captura se produjo en “El Gran Chaparral”, una lujosa chacra que el empresario ocupaba desde hacía 6 años en Playa Verde, una zona cercana a Punta del Este,, junto a su esposa Paola Fiege. En el inmueble se halló dinero en efectivo, armas de fuego y autos de lujos. Anoche, Balcedo fue trasladado a Montevideo, para dar inicio al trámite de extradición a la Argentina.

A la espera del pedido de la Justicia argentina, la jueza Blanca Rieiro determinó la prisión preventiva de Balcedo y su esposa. La medida, de acuerdo al código de procedimientos uruguayo, rige por 30 días.

El parte judicial detalla que el sindicalista tenía en su poder 417.735 dolares en efectivo, además de 5.740 euros, 8.397 pesos argentinos, 26.555 pesos uruguayos, 6 reales, 10.500 francos y 500 florines, la moneda oficial de Aruba.

El thriller judicial, con ribetes políticos, se precipitó el 25 de diciembre, cuando Kreplak ordenó su captura internacional e Interpol Argentina emitió notificaciones rojas. Pero es una novela larga: Balcedo, hijo de un histórico gremialista platense, acumula numerosas causas. Incluso, estuvo prófugo por una denuncia de extorsión realizada por empresarios y legisladores.

Kreplak, titular del Juzgado Federal número 3 de La Plata, al que se atribuyen vínculos con el kirchnerismo, fue en estos meses protagonista recurrente del diario Hoy, propiedad de Balcedo con sede en la capital bonaerense. El medio lo vinculó a César Milani y a Julio De Vido. Ayer, ese medio publicó en la Web un breve texto en defensa de su dueño. Atribuyó su detención a una “persecución judicial” y denunció un “ataque a la libertad de prensa”.

La medida judicial anudó, entre otros elementos, un informe de la AFIP que reveló que entre 2012 y 2013 se realizaron “operaciones de extracciones de dinero en efectivo por 53.531.221 pesos” de cuentas del gremio SOEME sin destinos especificados. La investigación explora la posibilidad de que esos fondos podrían haber tenido con destino la empresa periodística. De esas maniobras, según las fuentes judiciales, habría participado Mauricio Yebra, secretario privado de Balcedo.

Yebra aparece mencionado, de acuerdo a una investigación de la Unidad de Información Financiera (UIF), en una pesquisa que se llevó adelante contra la banda narco rosarina conocida como Los Monos. El detalle que rastrea la Justicia federal es la existencia de 14 vehículos de alta gama que estaban en poder de la banda narco rosarina aparecían registrados a nombre de Yebra, integrante del gremio SOEME.

Balcedo encabeza uno de los gremios estatales que participan de la mesa paritaria con el gobierno de María Eugenia Vidal. Nuclea a trabajadores de maestranza en áreas de salud y educación. Al inicio del gobierno de Cambiemos fue uno de los sindicatos más belicosos, luego estableció un diálogo y fue uno de los que primero firmó el acuerdo salarial el año pasado. Además de su intervención en el mundo de los medios -también tiene la radio Emisiones Platenses- que lo llevó a una disputa con el diario El Día, Balcedo administra SOEME, que “heredó” de su padre Antonio, y patrocinó aventuras políticas. En el planeta sindical, el gremio SOEME estuvo enrolado los últimos años en las 62 Organizaciones, el bloque que controló Gerónimo “Momo” Venegas desde UATRE, el fallecido sindicalista de mejor y más relación tuvo con Mauricio Macri.

En 2017, el espacio de Balcedo compartió listas en Unidad Ciudadana -el sello electoral que creó Cristina Kirchner- con los sectores que comandan ex intendente Pablo Bruera y el de la diputada provincial Florencia Saintout. En esa unidad también intervino UPCN, otro gremio estatal cuyo jefe es Carlos Quintana. Susana Mariño, la adjunta de SOEME y en la práctica la que administra el gremio, integró la boleta que encabezó decana de Periodismo. En La Plata fue detenido meses atrás el sindicalista de la construcción “Pata” Medina.

Al momento del operativo para su aprensión, además de dinero en efectivo Balcedo tenía dos pistolas Glock 9 milímetros, un adaptador para transformarla en subfusil, un revólver CTC 38, una Colt AR 15 calibre 22, entre otras armas de fuego y gran cantidad de municiones.

En el inmueble también había autos de lujo, entre ellos una Ferrari, un Mercedes Benz, un Porsche y, entre otros, un Chevrolet Corvette. El Porsche era el único vehículo a nombre de la esposa de Balcedo. El resto no fue declarado ante la AFIP.

La detención fue temprano a la mañana. A las 17, los detenidos fueron trasladados a Montevideo.

Fuente: La Nación