18/12/17

Un pueblo votó a favor de que le instalen una planta nuclear

Es Sierra Grande. El 87% apoyó su llegada, aunque una ley provincial lo impide.


Votación en Sierra Grande para definir si se acepta o no la llegada de una planta nuclear. (Diario de Rio Negro)

Los vecinos de Sierra Grande, Río Negro, votaron este domingo mayoritariamente por el “Sí” a la construcción de una planta nuclear en esa localidad. El 83% de los participantes de la Consulta Popular impulsada por el municipio apoyó el proyecto energético, contra un 17% que se opuso.

Cerca de 2.000 personas asistieron este domingo a las urnas, distribuidas en dos escuelas, para poner su voto. El resultado fue mayoritario a favor de la inversión en una zona que padece una profunda crisis social y económica. Hasta la ciudad atlántica se acercaron el senador Miguel Pichetto y el Subsecretario de Energía Nuclear de la Secretaría de Energía, Julián Gadano, quienes participaron activamente de la jornada electiva.

El proyecto había sido desechado a fines de agosto por el gobernador Alberto Weretilneck quien responsabilizó a su futura ejecución por la baja cantidad de votos recibida por el candidato de su partido, Fabián Gatti, en las PASO. El gobierno de Mauricio Macri había decidido que la central nuclear quedara radicada en la ciudad atlántica con una importante tradición minera. La negativa de Weretilneck dejó su ubicación en suspenso. Planificada para el 2019, la planta abarca una inversión de 8.000 millones de dólares y generará durante el proceso de construcción alrededor de 35 mil empleos entre directos e indirectos.

“El resultado fue contundente. Ahora tenemos que seguir y darle continuidad. Para nosotros la actual ley en contra del desarrollo de energías nucleares en la provincia es inconstitucional y vamos a tratar de discutirla en la Legislatura”, le indicó a Clarín el intendente de la localidad Nelson Iribarren. “Todavía no hablamos con el gobernador, pero espero hacerlo en breve y que podamos avanzar con todo esto”, agregó.

El intendente y su equipo preparan un frente legal y legislativo con el propósito de exigir la derogación de la actual Ley Antinuclear que se sostiene la provincia patagónica y que vuelve todavía más difícil radicar la planta. “La acción tiene como meta la derogación, no es una nulidad (…) la ley es arbitraria, no tiene fundamento”, le indicó el abogado del municipio Carlos Dvorzak, a la agencia ADN Rionegro.

Diversos grupos ambientalistas - como el Movimiento Antinuclear Rionegrino- y figuras políticas como la diputada María Emilia Soria (FpV), y la senadora Magdalena Odarda (independiente hoy), entre otros, se oponen rotundamente al emplazamiento.

La votación no era obligatoria y tampoco vinculante, pero genera en el lugar un nuevo escenario de discusión que podría influir directamente en la Legislatura, opinan voces calificadas.

Según los números de la consulta, 1.419 personas votaron por el “Sí” y 251 por el “No”. En Sierra Grande había 6.780 vecinos habilitados para votar de acuerdo al último Patrón Electoral. La población no superaría los 10 mil habitantes.

En las calles de la localidad se observaron por la noche caravanas de vehículos festejando el triunfo del “Sí”. En la actualidad Sierra Grande padece la severa reducción de las actividades de la minera china MCC que inició sus operaciones en 2005 cuando la tonelada de hierro superaba los 140 dólares, mientras que hoy ronda los 64 dólares. La mina llegó a tener 400 empleados de los que hoy sólo hay 60 a tiempo completo. La provincia ha debido ayudar a los empresarios con subsidios para pagar sueldos y aguinaldos.

El yacimiento comenzó a operar en los 70. Fue explotado por la empresa estatal Hipasam la cual terminó clausurada en 1990 por el ex presidente Carlos Menem.

Fuente: Clarín