28/12/17

Paro en el subte B: afecta a 340.000 pasajeros y hay demoras para viajar en colectivo

Es por una medida de fuerza de los metrodelegados.


Se realiza un paro a partir de la hora cero en la Línea B, en rechazo al desconocimiento que la empresa Metrovías ejerce sobre esa organización gremial. (TELAM)

El paro que se cumple desde esta mañana en la línea B del subte afecta a unos 340.000 pasajeros. Es la cantidad de usuarios que por día utilizan el servicios y que hoy se vieron obligados a usar alternativas para trasladarse.

Esta mañana, en el centro de trasbordo de Chacarita, donde está la cabecera del tren Urquiza, se veían largas colas y colectivos repletos de gente.

Además, a medida que avanzaba la mañana también se iba cargando el tránsito sobre la avenida Corrientes.

En Chacarita, el centro de trasbordo se llenaba de gente cada vez que llegaban los trenes de la línea Urquiza. Y algunos usuarios dijeron que el paro provocaba que aumentaran los tiempos de viaje, ya que los obligaba a tomar colectivos hacia el centro.

Según los metrodelegados, la medida de fuerza tiene que ver con lo que consideran "una sanción injustificada" contra un empleado. Según Claudio Dellecarbonara, delegado de a línea, el trabajador primero fue suspendido y la "intención de la empresa es desvincularlo".

El gremialista también afirmó que el trabajador tiene un hijo discapacitado y que la empresa "desconoce esa situación, ya que no le reconoce los días que le corresponden para atenderlo".

Por su parte, desde la empresa Metrovías se emitió un comunicado en el que se lamenta la decisión gremial que hoy paraliza la línea B.

La medida de fuerza "es en desacuerdo con el accionar de la empresa, frente al caso de un empleado que ha tenido faltas laborales graves y reiteradas".

"Dicha persona acumula más de 20 sanciones por ausencias injustificadas y, recientemente, al ser notificado de una nueva suspensión, agredió y amenazó a su superior", sigue la comunicación de la empresa.

"Lamentamos que la decisión de los representantes gremiales sea afectar a las 340.000 personas que todos los días utilizan la Línea B para trasladarse por la Ciudad".

La medida de fuerza había sido anunciada ayer por los trabajadores nucleados en la Asociación Gremial de los Trabajadores de Subte y Premetro (AGTSyP). Dellecarbonara, que además es secretario ejecutivo del gremio, afirmó esta mañana que sólo se levantará el paro si la empresa revé su postura con respecto al trabajador sancionado.

Por ahora, las otras líneas del subte funcionan con normalidad y el resto de la conducción del gremio, con la que Dellecarbonara mantiene una interna desde hace tiempo, no se pronunció al respecto.

Mientras Dellecarbonara representa a sectores de izquierda, tanto Roberto Pianelli como Néstor Segovia, que están al frente del gremio, están vinculados con dirigentes del kirchnerismo y la CTA.

Fuente: Clarín