15/12/17

Low Cost: el Gobierno les da un año de plazo para que comiencen a volar

Si en ese plazo no obtienen el certificado de explotador de servicios aéreos, les quitarán las concesiones.


El ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, en la presentación de la nueva linea aérea Flybondi.

El Gobierno otorgó un año de plazo para que las empresas que se adjudicaron rutas aéreas comiencen a volar. Vencido ese plazo, si la empresa no tiene sus aviones en vuelo, o no tiene los certificados que acrediten que esos aviones están en camino, se les quitará el permiso otorgado.

Lo que las empresas deben tramitar es el denominado Certificado de Explotador de Servicios Aéreos (CESA), en el cual -entre otros requisitos- se les exige que certifiquen la compra o alquiler de aviones para cubrir esas rutas, y que esos equipos a su vez ya cuenten con las certificaciones que exige la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC). A través del Decreto 1302, publicado ayer, el ministerio de Transporte fijó en un año el plazo que tienen las aerolíneas para conseguir todas esas constancias.

Hasta el momento, el Gobierno otorgó rutas a seis empresas: entre marzo y mayo otorgó el visto bueno a Andes, American Jet, Alas del Sur, Flybondi y Avianca. Esta semana salió la sexta autorización: el ministerio que encabeza Guillermo Dietrich otorgó permisos para cubrir 152 rutas a la europea Norwegian, de los cuales 72 son rutas de cabotaje y 80 son conexiones internacionales. Se trata de la primera de las aerolíneas que se presentaron a la segunda audiencia para solicitar nuevas rutas.

En gateras, esperando su autorización, están las otras líneas aéreas que se presentaron a audiencia de septiembre y ya tienen el visto bueno de la Junta Asesora de Transporte Aéreo (JATA). Las empresas son Argenjet, Avianca (pidió más rutas), Buenos Aires International Airlines, LASA, Royal Class, Polar, SAPSA y SEA. Algunas son aerolíneas que existen hace años, como prestadoras de vuelos charter o ejecutivos. Otras, por el momento, sólo existen en los papeles. Según fuentes del ministerio, la resolución de ayer apunta precisamente a “poner un límite de tiempo a los adjudicatarios de las rutas”.

La situación de cada empresa, al menos en cuanto a los tiempos, es variada: Andes fue la primera que comenzó a explotar sus nuevas rutas, con la incorporación de nuevos aviones y ayer anunció la incorporación de su octavo Boeing B737-800. También ayer Norwegian anunció que en enero tendrá su primer avión con matrícula local (ver recuadro).

La siguiente en comenzar a volar fue Avianca, con vuelos a Rosario con aviones turbohélice. Flybondi presentó su nuevo avión la semana pasada, pero la aeronave todavía tiene pendientes algunas certificaciones para comenzar a operar y recién comenzaría a hacerlo en enero.

Alas del Sur, por el momento, sigue siendo una empresa en los papeles, todavía no presentó sus aviones. En cuanto a American Jet, una firma que hace vuelos ejecutivos desde la Patagonia, todavía no hizo públicos sus planes con las nuevas rutas.

Para todas las empresas, incluidas aquellas que disponen de la autorización para volar desde marzo, el plazo de un año comienza a correr a partir de la publicación de ayer en el Boletín Oficial.

Según el decreto de ayer, “resulta perjudicial” que las empresas autorizadas no concreten sus planes “circunstancia que debe ser prevenida mediante la aplicación de los instrumentos jurídicos pertinentes”.

Fuente: Clarín