06/11/17

Aun sin paros, el conflicto aeronáutico igual afecta a los pasajeros

Aerolíneas Argentinas debió cancelar siete vuelos el fin de semana porque los pilotos se negaron a trabajar en sus días libres. Los gremios culpan a la empresa: dicen que falta personal.


El martes pasado, un paro dejó varados a más de 40.000 pasajeros de Aerolíneas Argentinas. (Foto: DYN/ALBERTO RAGGIO)

"No faltan pilotos. Estamos programados muy justos", admiten fuentes de Aerolíneas Argentinas. Entre el sábado y ayer, se cancelaron siete vuelos al exterior de la aerolínea de bandera. Según un comunicado de la empresa, fue por "medidas gremiales fruto de la negociación paritaria". Pero la Asociación de Pilotos de Líneas Aéreas (APLA), el gremio que nuclea a los pilotos de Aerolíneas, replicó: "APLA niega categóricamente estar llevando adelante medida de fuerza alguna que afecte las operaciones". En rigor, desde Aerolíneas explicaron que la cancelaciones se produjeron porque "los pilotos se negaron a trabajar en su día libre, una práctica extendida en todas las aerolíneas del mundo dado que se trata de una industria muy dinámica y que en esta aerolínea ocurre como uso y costumbre: cuando los pilotos acceden a trabajar su 'day off', estamos bien de personal", dijeron las fuentes.

En rigor, en meses de 30 y 31 días y según el convenio colectivo de trabajo, los pilotos de Aerolíneas tienen 11 días obligatorios de descanso y el resto son laborables. Dentro de esos días laborables, en algunos tienen vuelos asignados y en otros, no; y en esos días laborables sin tarea se les puede pedir que realicen un viaje: pueden negarse o pueden cobrar extra por hacerlo.

"Es legal que se nieguen, pero la negativa a trabajar en días libres se da en el contexto de la negociación de la paritaria", sostienen en la aerolínea.

Esa discusión salarial está empantanada: la empresa ofrece un aumento del 16% y un bono extra con el que, según explican, los trabajadores obtendrían un 20% de aumento real. Pero los gremios reclaman que el aumento sea del 26%.

"Este lunes vamos a fijar una fecha para reunirnos los cinco gremios esta semana. Aún no hay previstas medidas de fuerza, pero no lo descartamos: quieren instalar que esto es una cuestión política y se trata simplemente de una cuestión salarial. En vez de solucionar un problema para los usuarios, el gobierno lo agrava cada vez más", enfatiza Ricardo Cirielli, secretario general de la Asociación de Personal Técnico Aeronáutico (APTA).

A una paritaria que el gremialista define como "sin mejoras sustanciales como para arribar a un acuerdo" se suma ahora el vencimiento de la conciliación obligatoria que debía acatar el personal de la empresa estatal Intercargo, que traslada a los pasajeros y al equipaje entre las terminales y los aviones.

"Todos los días hay vuelos pilotados por trabajadores que están en su day off, pero se trata, proporcionalmente, de la excepción y no de la regla", argumentan en Aerolíneas. Esa modalidad se exacerba durante la temporada alta de vuelos: entre enero y marzo, y durante julio.

Fuente: Clarín