03/10/17

YPF subió más del 13% por la liberación de precios


Si el valor del petróleo Brent sigue en descenso en los próximos días, se retomaría el acuerdo del gobierno con productores y refinadores, y la libertad de mercado quedaría para principios de 2018. Por la liberación del mercado del petróleo y combustibles, la acción de YPF subió más del 13% en Buenos Aires y Nueva York desde el cierre del lunes de la semana pasada cuando se conoció la decisión oficial. Llamativamente, la cotización siguió en ascenso ayer con un alza de más del 3% en la bolsa neoyorquina y del 2,9% en la porteña, aun cuando el precio del petróleo bajó en el mercado internacional un 2,5%, y se afirma que nuevamente crecen los excedentes por el aumento en la producción de EE.UU.

En apariencia, los inversores descuentan que YPF saldrá beneficiada en un contexto de libertad de mercado, y aun cuando la medida recién se aplique desde principios de año porque ya constataron la decisión política de concretarla. La postergación de la liberación podría ocurrir si el precio del petróleo Brent inicia un descenso continuado en los próximos días.

No sería en realidad un cambio de fecha. Según el ministro Juan José Aranguren, el acuerdo con lo productores de petróleo y las refinadoras está en suspenso debido a que al 13 de setiembre se cumplieron 10 días seguidos en que el Brent superó el valor local del crudo. Si esa situación se revierte, el convenio retoma su vigencia hasta el 31 de diciembre, con precio sostén para el petróleo por encima del internacional.

Pero si eso llega a pasar, igualmente hay planteado un aumento de los combustibles al público de entre un 6% y un 7% que se aplicará después de las elecciones, y algunos dicen que empezará a regir el mismo lunes 23 por la mañana. Por el contrario, si el precio del Brent vuelve al ascenso y hay liberación del mercado, la suba podría superar el 10%, sobre todo para las naftas y con menor incremento para el gasoil.

Por el momento, YPF está analizando si aplica en los próximos días un alza en el canal mayorista, siguiendo los pasos que sus competidoras ya pusieron en marcha desde el domingo. Para la petrolera, ese segmento representa el 20% de sus ingresos por ventas de combustibles, teniendo una participación de más del 50% en el canal mayorista que incluye agro, industria, transporte y revendedores.

Por otra parte, la petrolera está presionando para que el gobierno decida en forma inminente un cambio en el impuesto a la transferencia de combustibles que implique menor presión impositiva cuando el precio del petróleo sube y a la inversa. Para la conducción de la compañía sería más contraproducente que el gobierno tuviera que dar marcha atrás con la liberación por razones políticas, que mantener las cosas como estaban hasta ahora con la promesa de una liberación cercana.

Fuente: Ámbito