03/10/17

Entró al Senado un proyecto que eleva al 14% la mezcla de bioetanol en las naftas

Con este objetivo, el texto propone la modificación del artículo 8º de la Ley 26.093, de “Régimen de Regulación y Promoción para la Producción y Uso Sustentables de Biocombustibles”. No hace diferenciación entre la utilización de bioetanol de caña o de maíz.


El proyecto de ley fue presentado en la Comisión de Minería, Energía y Combustibles de la cámara alta por los Senadores Beatriz Graciela Mirkin y Jorge Alperovich, del Bloque PJ – Frente Para la Victoria (FPV), ambos oriundos de la Provincia de Tucumán, dónde se elabora una buena parte del bioetanol en base a caña de azúcar.

“La capacidad industrial instalada de los productores de Bioetanol se va incrementando día a día, por lo que resulta fundamental desde el Estado acompañar este crecimiento al elevar al catorce por ciento (14%) el porcentaje de Bioetanol en naftas”, sostienen los legisladores en sus fundamentos.

“El incremento en los porcentajes de Bioetanol, ayuda a resolver el tema de los excedentes azucareros, por lo que para las provincias del norte, que este proyecto de ley sea aprobado y que, efectivamente, se lleve adelante por parte del Poder Ejecutivo Nacional, seria de suma importancia”, agregan.

E insisten que “en el caso puntual de la provincia de Tucumán, los productores e industriales han demostrado la factibilidad de elevar las cuotas de producción, por lo que será de suma importancia este proyecto de ley”.

Un artículo clave

En concreto, el proyecto establece la modificación del artículo 8 de la ley de biocombustibles: “Establécese que todo combustible líquido caracterizado como nafta que se comercialice dentro del territorio nacional, deberá ser mezclado por aquellas instalaciones que hayan sido aprobadas por la autoridad de aplicación para el fin específico de realizar esta mezcla, con la especie de biocombustible denominada “bioetanol”, en un porcentaje del CATORCE POR CIENTO (14%) como mínimo de este último, medido sobre la cantidad total del producto final”.

La iniciativa aclara que tal cambio debe darse en los términos del artículo 4º de la Ley Nº 23.966, Titulo III, de Impuesto sobre los Combustibles Líquidos y el Gas Natural, texto ordenado en 1998 y sus modificaciones, o en el que prevea la legislación nacional que en el futuro lo reemplace.

Fuente: Energía Estratégica