25/09/17

Vidal y Larreta concentran casi 60% del presupuesto 2018 para transporte

Del total nacional proyectado de inversión para obras de transporte, $ 49.000 millones quedarán en CABA y la Provincia, en detrimento de las rutas del interior del país


Más de la mitad del Presupuesto nacional para el 2018 destinado a mejorar la infraestructura de transporte será destinado a la iniciativa Desarrollo del Transporte Urbano para el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA).

Así se desprende de un análisis publicado ayer por Instituto para el Desarrollo Social Argentino (IDESA), el cual señala que para el área de transporte se proyecta una inversión total de fondos federales de $ 88.000 millones.

El trabajo de la consultora sostiene que a partir de este total destinado para la totalidad de los desarrollos, $ 39.000 millones se asignarán a la iniciativa Plan Nacional Vial, que contempla el desarrollo de rutas nacionales, mientras los restantes $ 49.000 millones se asignarán a obras en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA).

Estos datos señalan que el 56% de la inversión que se planea hacer en infraestructura del transporte con fondos federales se asignarán a los dos distritos gobernadas por el Cambiemos.

Por otro lado, el informe resalta que esta asignación nacional al área metropolitana "tiene como contrapartida una inversión minoritaria" en el desarrollo de rutas nacionales que recorren el resto del país. "Se trata de una distribución de fondos que colisiona con la lógica que debería prevalecer en un país que eligió constitucionalmente una forma de organización federal", señala el trabajo de la consultora.

Ante estos números, desde IDESA se mostraron muy críticos y cuestionaron que "el Presupuesto 2018 no logra romper con la histórica tendencia de usar fondos federales para inmiscuirse en funciones locales".

Remarcaron, además, que "la enorme inversión en transporte público" para el AMBA "es un ejemplo muy ilustrativo, pero no el único dentro del proyecto de Presupuesto. Para no seguir perseverando en el fracaso es imprescindible eliminar solapamientos, descentralizar recursos y crear incentivos para que mejore la calidad de la gestión en los gobiernos locales", señalaron.

En el informe, la consultora asegura que el uso de fondos federales para financiar funciones locales "sigue apareciendo con frecuencia" en el Presupuesto 2018. "Entre otros solapamientos fácilmente identificables se destacan otros $ 80.000 millones asignados a vivienda, agua y saneamiento, infraestructura escolar y distribución gratuita de productos de salud.

El típico argumento del "todo suma" es equivocado ya que superponer roles más que resolver problemas aleja las soluciones. Un ejemplo concreto lo da el propio Presupuesto cuando reconoce que con las partidas nacionales asignadas a vivienda, en el mejor de los casos, se resolverá el 5% del déficit habitacional.

Esto induce a las provincias a concentrar esfuerzos en peregrinar a Buenos Aires para maximizar su participación en este 5%. Si fracasan en el intento, siempre tienen a mano el argumento de que no pueden resolver el 95% restante del déficit habitacional de su provincia porque son discriminadas por la Nación".

Fuente: El Cronista