27/09/17

Tragedia de Once: llegó Julio De Vido y comienza el juicio al poderoso ministro de Cristina

El ex jefe de Planificación Federal está en el banquillo de los acusados por primera vez en su vida.


Mañana comienza el juicio contra Julio De Vido. Foto Marcelo Carroll.

El ex ministro más poderoso de Néstor y Cristina Kirchner ingresó este miércoles poco antes de las 9.30 a la sede judicial donde enfrentará el juicio oral y público por la tragedia ferroviaria de Once, en el que se lo acusa de “estrago culposo agravado por la muerte de 51 personas, más una por nacer y lesiones que sufrieron 789 personas”.

El ex titular de Planificación Federal llegó acompañado de su abogado Maximiliano Rusconi y

De traje gris y corbata, diez minutos antes del horario establecido para el inicio del juicio oral y público, Julio De Vido ingresó a los Tribunales de Comodoro Py.

Llegó en una camioneta gris Mercedes Benz conducida por su abogado Maximiliano Rusconi. También lo acompaña en Tribunales el ex secretario de Estado Roberto Baratta.

Sin hablar con la prensa, el exministro de Planificación sólo saludó al personal de seguridad e ingresó al edificio.

Es uno de los juicios más esperados por quienes perdieron algún familiar aquel 22 de febrero de 2012, cuando la formación de ocho coches de la línea Sarmiento chocó contra la cabecera del andén de la estación de Once.

Ese día, el tren transportaba a cerca de 1.200 personas. Según quedó establecido en el primer juicio oral por la tragedia, que acabó con la condena -aún discutida en Casación- de los ex funcionarios Ricardo Jaime y Juan Pablo Schiavi, y el empresario Claudio Cirigliano, entre otros, el choque fatal fue causado por una suma de factores vinculados con la falta de inversión para el mantenimiento del Sarmiento y el descuido de la seguridad con que las formaciones hacían su recorrido.

Es decir, porque los fondos para hacerlo terminaron en otro lado. Por ello, también ahora sobre De Vido recae la acusación de “estrago culposo agravado por muerte”.

Desde hoy, enfrentará las audiencias en las que se escuchará a más de 80 testigos. El Tribunal Oral Federal 4 (TOF 4), integrado por los jueces Pablo Bertuzzi, Néstor Costabel y Gabriela López Iñiguez, conducirá el juicio. Según estimaron, por la envergadura de la causa -27 cuerpos de unas 4.500 fojas cada uno-, la cantidad de pruebas y con las audiencias a realizarse todos los miércoles, el proceso podría llevar de seis a ocho meses.

La anterior defensa del ex ministro, a cargo de Adrián Maloneay, Julio Virgolini y Mariano Silvestroni, intentó -sin éxtio- retrasar el arranque del juicio con decenas de recursos y pedidos. El último, la semana pasada, fue su renuncia al patrocinio de De Vido, que fue asumido por Maximiliano Rusconi. Lo primero que hizo el nuevo abogado fue pedir la postergación de las audiencias.

Pero el TOF 4 mantuvo firme su determinación de que el juicio comience hoy. “En los plazos contemplados desde un comienzo y en el desarrollo del mismo se garantizará el ejercicio a la defensa”, reiteraron fuentes judiciales a Clarín.

La voluntad del tribunal se ratificó ayer con la decisión de unificar en dos grupos a las cuatro querellas que representan a familiares de víctimas de la tragedia. El “Grupo A” quedará encabezado por el abogado Javier Moral, y el “Grupo B” por los abogados Lelia Leiva y Leonardo Menghini (tío de Lucas Menghini, una de las víctimas de la tragedia).

Una de las querellas apeló esta medida, y según confirmaron fuentes judiciales a Clarín, el TOF 4 responderá hoy a primera hora, antes de abrir las audiencias a las 9.30 en la sala AMIA, donde se espera una fuerte presencia de los familiares de las víctimas.

De Vido llegará a Comodoro Py poco después de las 9. “Está muy tranquilo de su inocencia”, señalaron a Clarín desde su entorno. Llegará junto a su nuevo abogado, para comparecer ante un tribunal por primera vez en su vida.

En el inicio del juicio se escucharán por parte del secretario del Tribunal las acusaciones contra los dos imputados,el ex ministro y Gustavo Simeonoff, ex titular de la Unidad de Renegociación y Análisis de Contratos de Servicios Públicos (UNIREN).

Luego, las defensas podrán plantear “las cuestiones preliminares” sobre el inicio del juicio. La defensa del diputado del FpV podría pedir un plazo de tres días (contemplado en el Código Procesal) para interiorizarse de la causa. Si el tribunal lo aceptara, se pasaría a un cuarto intermedio hasta la siguiente audiencia, el próximo miércoles. “Nada interrumpirá el desarrollo del juicio”, reiteraron fuentes judiciales a Clarín.

Fuente: Clarín