01/09/17

Peña viajará a Cuba con la misión de afianzar las relaciones bilaterales

El jefe de Gabinete irá a mediados de mes y se reunirá con ministros del gobierno de La Habana; en la Casa Rosada admiten diferencias, pero dicen que no son un obstáculo

El gobierno de Mauricio Macri resolvió afianzar la relación bilateral con Cuba. Para ese objetivo, el jefe del Gabinete, Marcos Peña, viajará el 13 y 14 de septiembre próximos a la isla para darles volumen político, cultural y económico a los vínculos con el gobierno del presidente cubano, Raúl Castro.

Según pudo saber LA NACION, el ministro coordinador viajará junto con el secretario de Asuntos Estratégicos, Fulvio Pompeo, hombre fuerte en las relaciones exteriores del macrismo y colaborador estrecho del canciller Jorge Faurie.

Hasta ayer la agenda de reuniones no estaba confirmada y se terminaría de confeccionar días antes de su partida. Seguramente, no habrá una reunión con Castro, pero están por confirmarse dos reuniones. Una será con el canciller Bruno Rodríguez Parrilla, ministro desde 2009 y miembro del Buró Político del Partido Comunista de Cuba. La otra sería con Rodrigo Malmierca, ministro de Comercio Exterior e Inversiones Extranjeras, un hombre clave en las relaciones económicas con la isla.

El viaje de Peña estaba previsto desde hace algunos meses y no será el primero que el gobierno de Macri hace a la isla. En marzo de 2016, la ex canciller Susana Malcorra viajó para estrechar relaciones con Castro. "La idea es trabajar la relación bilateral de amistad política, cultural y de inversiones para darle volumen y profundizar la relación", señaló a LA NACION una alta fuente oficial.

La Argentina cuenta con una balanza comercial favorable respecto de Cuba. Si bien Peña y Pompeo buscarán nuevas oportunidades comerciales, el foco del viaje será mejorar las relaciones políticas y generar un diálogo amplio sobre la inserción internacional.

"Para nosotros la inserción internacional no debe tener una visión ideologizada, sino de beneficios mutuos, y eso es lo que pide el presidente Macri y lo que iremos a afianzar a Cuba", dicen en la Casa Rosada. También habrá temas de la agenda global: el gobierno de los Estados Unidos de Donald Trump, la crisis en Venezuela y el terrorismo internacional.

"Cada uno expondrá su punto de vista. Nosotros llevaremos nuestra visión sobre los diversos temas en materia internacional", señalaron en el Gobierno sin dramatismos, sabiendo que las posturas ideológicas son diametralmente opuestas a las del gobierno de Cuba. "Nosotros apostaremos a la relación histórica y de amistad entre los pueblos argentino y cubano para afianzar una relación de amistad que queremos tener con Cuba", dijo uno de los organizadores de la misión.

También se repasarán los distintos puntos de interés respecto de las cumbres internacionales que se harán en la Argentina: la de la Organización Mundial de Comercio, en diciembre próximo; los Juegos Olímpicos de la Juventud, en septiembre de 2018, a los que ambos países les asignan una importancia clave; y el G-20 entre el 30 de noviembre y 1° de diciembre del año próximo. "Se repasarán los intereses de cada país para cada instancia internacional", señalaron en la Casa Rosada a LA NACION.

Fuente: La Nación