11/09/17

Harán un puente desmontable en Flores para agilizar el tránsito hacia el sur

Estará en la calle Argerich y aliviará a la avenida Nazca. Permitirá ahorrar de 10 a 20 minutos.


Modelo para armar. Así quedará el Puente Argerich, que será hecho con vigas de hormigón reutilizables. (AUSA)

El próximo cruce sobre las vías del tren Sarmiento es un verdadero modelo para armar: el Puente Argerich, que estará a la altura de esa calle de Flores y con sentido hacia el sur, será desmontable. Y a medida que avance el soterramiento del ferrocarril, cuando sea innecesario en ese lugar podrán desarmarlo y llevarlo adonde haga falta. La construcción está a cargo de la empresa Autopistas Urbanas S.A. (AUSA), que ya empezó a armar el obrador y a preparar el terreno para la obra.

El puente tendrá acceso a través de la calle Argerich y su rampa de subida correrá paralela a Venancio Flores, hasta Helguera. Después de cruzar las vías, la bajada irá paralela a Yerbal, hasta volver a empalmar con Argerich. Permitirá la circulación de vehículos livianos, colectivos y peatones. Según fuentes de AUSA, lo habilitarán al tránsito dentro del primer trimestre del año próximo.

El objetivo del proyecto es mejorar la seguridad y conectividad vial y peatonal, además de disminuir los tiempos de viaje entre el norte y el sur de la Ciudad. Es que en las horas pico las barreras están cerradas hasta 30 minutos por cada hora, lo que provoca grandes embotellamientos.

“Esta solución va a dar como resultado que los vecinos ahorren de 10 a 20 minutos. Además, va a servir como aliviador del tráfico de avenida Nazca”, explicó Franco Moccia, el ministro de Desarrollo Urbano porteño.

El puente, según informó AUSA, medirá 265 metros de largo. Tendrá dos carriles de 3,50 metros de ancho cada uno, con sentido único de circulación hacia el sur. También contará con un paso peatonal con rampas de un ancho suficiente para que puedan pasar sillas de ruedas. La obra incluye hacer nuevas veredas, la parquización, iluminación con tecnología LED y nueva señalización vial horizontal y vertical.

La estructura del puente estará hecha con vigas de hormigón, que podrán desmontarse y volver a ser montadas en otro lugar para ejecutar una conexión vial similar a la planeada para Flores. De la misma manera, las placas de hormigón que sostendrán la tierra armada de los terraplenes en las rampas, podrán ser reutilizadas en otros proyectos. AUSA ya empleó un sistema similar en el puente peatonal que cruza la avenida Antártida Argentina, en Retiro. En ese caso, éste fue construido con las vigas de otro puente de Barracas que fue desarmado porque estaba en desuso.

En el área metropolitana existen 472 pasos a nivel, 74 de los cuales se encuentran en Capital. En el marco del Plan de Movilidad Sustentable de la Ciudad, desde 2008 el Gobierno porteño habilitó 27 túneles para cruzar las vías y eliminar las barreras. Y ahora hay tres proyectos en marcha que permitirán suprimir otros 27 pasos a nivel. Uno, cuya obra comenzó esta semana y finalizaría en marzo de 2019, consiste en elevar 3,9 kilómetros del ramal Tigre del ferrocarril Mitre, lo que permitirá suprimir 8 pasos a nivel.

Mientras, está en ejecución la obra para continuar la elevación del tren San Martín a lo largo de 5 kilómetros, desde Palermo hasta La Paternal. Así se eliminarán 11 cruces con barreras. Los otros 8 serán sacados a medida que avance la obra para que el Belgrano Sur también corra elevado. Este viaducto tendrá 5,6 kilómetros, desde la avenida Tilcara hasta Constitución. La primera etapa de esta obra, que incluye la elevación de la estación Sáenz, ya comenzó y se llamó a licitación para la segunda.

Fuente: Clarín