19/09/17

Estiman un alza promedio del 21% en transporte para 2018

Será más fuerte el aumento en colectivos que en trenes interurbanos. En esta área la mayor parte de los subsidios cubre el gasto en personal, por lo que el desembolso efectivo dependerá de la negociación salarial.


Guillermo Dietrich

Los subsidios al transporte serán de $71.791 millones en 2018, lo que representa una reducción del 5% con relación con lo presupuestado para el año actual ($75.586 millones). El efecto combinado de esa disminución y de la inflación esperada que se prevé en un 15,6% promedio para 2018 es lo que se trasladaría a los precios de colectivos de Capital Federal y Gran Buenos Aires, micros de media y larga distancia y ferrocarriles interurbanos.

Esa suba resultaría en términos promedio de alrededor del 21% en los boletos y pasajes pero habrá que discriminar en la práctica entre los distintos medios de transporte que reciben subsidios para determinar el aumento efectivo que espera concretar el Gobierno en 2018. Además hay que considerar que si se anualiza lo gastado en los siete primeros meses de este año para el transporte automotor se llega a $37.000 millones, mientras en el proyecto de presupuesto se dedican a ese fin en 2018 $30.897 millones, o sea un 16,5% menos.

A diferencia de los subsidios a la energía eléctrica, en el caso del transporte no se conoce cuál es el costo de cada servicio y cuánto de ese costo se cubre con el boleto actual, habiendo especulaciones de que para los colectivos de Capital Federal se necesitaría duplicar el valor para cubrir los gastos corrientes y la de reposición de la flota. Sin embargo, el impacto de bolsillo del precio del transporte tiene fuerte correlato psicológico en el público usuario, por lo que el Gobierno -el tema está el área del ministro de Transporte, Guillermo Dietrich- viene actuando con mucha más cautela con estas tarifas que en los casos de electricidad, gas y agua. Durante este año, en los siete primeros meses se destinaron para subsidios al transporte $39.200 millones, según los datos de ASAP, de los cuales el 55% o $21.600 millones fueron para el transporte automotor.

Esta cifra s su vez se desglosa en $18.000 millones para el fondo fiduciario que tiene a su cargo las compensaciones a colectivos y micros, y $3.600 millones para compensar a empresas petroleras por el combustible que reciben las transportistas a precio diferencial. Por otra parte las asignaciones para el transporte ferroviario canalizadas a través de la Administradora de Recursos Humanos Ferroviarios sumaron de enero a julio $10.900 millones, de acuerdo a la información de ASAP . A esa cifra hay que sumarle $1.870 millones para Operadora Ferroviaria SE y transferencias a empresas privadas por $931 millones (Ferrovías) y $435 millones (Metrovías por el ferrocarril Urquiza), lo que da un total de $14.136 millones. Este monto es el 36% de los subsidios destinados al transporte en los siete primeros meses del año. Hay además subsidios destinados a Aerolíneas Argentinas y otras empresas aéreas, con la que se llega al total de $39.200 millones destinados al transporte. Pero si se toman sólo los subsidios al transporte automotor y a ferrocarriles se nota que el 60% se destina a colectivos y micros, y el 40% al sistema ferroviario interurbano. De ese número puede deducirse que el aumento estimado del 21% promedio en el transporte para 2018 será más alto para colectivos y micros pudiendo darse un alza en torno del 30%.

Fuente: Ámbito