27/09/17

Estacioneros coinciden en que las naftas aumentarían recién después de las elecciones

En las cámaras no hay acuerdo respecto a si se viene o no un aumento. Aunque de todas maneras, si ocurre, sería después de las elecciones.


Cautela. La petrolera YPF, controlada por el Estado, domina el 55% del mercado de combustibles.

Luego de que el Gobierno decidiera liberar los precios de los combustibles desde el 1 de octubre, los estacioneros tuvieron posiciones divididas sobre la medida .

El presidente de la Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos y Afines (CECHA), Carlos Gold, estimó que, tras la liberación, el incremento en las naftas "no va a ser más de un 10% de aumento", y se dará "después de las elecciones" legislativas del 22 de octubre.

"El aumento se va a dar después de las elecciones. YPF, que tiene el 60% del mercado y cuya participación accionaria es mayoritaria también del Estado, es la que mueve el amperímetro respecto a los aumentos", explicó Gold. Y agregó: "No creemos que ninguna petrolera tome la iniciativa de hacerlo antes que la compañía estatal".

Oscar Díaz, secretario de la misma entidad, opinó que no habrá cambios en lo inmediato. “Hay demasiada competencia, entiendo que los precios, en el mejor de los casos acompañarán la inflación”.

Juan Carlos Basílico, el presidente de la Federación de Entidades de Combustibles (FECOBA), que concentra el 50% de las bocas de expendio de todo el pais, alertó sobre algunas cuestiones. "En principio, el mercado lo maneja YPF que va a poner un precio liberado y luego la van a seguir el resto de las petroleras". El empresario estimó que esa suba, tras las elecciones, podría ser de un 6%, según la información que maneja. "Acá lo que tenemos que discutir es la situación de las pequeñas estaciones independientes que están en muy mal estado, con una utilidad del 5%, debido a los altos impuestos que pagan los combustibles". Por otro lado, según el empresario, "si llega a aumentar el precio del combustible también se remarcan otros precios de la canasta, y el bolsillo de la gente ya no puede más", advirtió.

El secretario de la Cámara de Empresarios de Combustible (CEC), Raúl Castellanos, dijo que "no hay que tomar "como algo que asuste" la medida "porque en los últimos 20 años fueron mucho más los años que estuvieron liberados" los precios. En ese sentido, aseguró que el "sistema de liberación está basado para que la competencia regule los precios" y destacó que abrir más "la importación generaría un marco de competencia mucho más amplio".

Desde la Asociación de Estaciones de Servicio Independientes (AESI), Manuel García, advirtió que los nuevos precios de las naftas se van a regir por "las necesidades políticas" del Ejecutivo. "Cuando al Gobierno le convenga mantener la inflación, el precio no va a subir", sostuvo, y agregó que "con esta medida no van a bajar los precios, sino que van a seguir subiendo".

El tema de la liberación de los precios de los combustibles plantea, según resaltó el sitio especializado Surtidores.com, una duda que desvela a los estacioneros: si YPF va a seguir manteniendo los contratos consignados con las estaciones o si girará hacia la política de reventa que mantienen el resto de las petroleras.

Fuente: Clarín