20/09/17

El taxi del 1%: el negocio de los aviones privados vuelve a despegar

La llegada de nuevos jugadores y la recuperación del sector agropecuario reactivaron un mercado que había quedado muy golpeado en la última década


Foto: LA NACION / Juan Sebastián Amadeo

Selecto y exclusivo, el mercado de los aviones privados ya comenzó a tomar vuelo, impulsado por la apertura de la economía, la reactivación del campo y la llegada de nuevos jugadores.

"La reactivación económica ya comenzó para el mercado aeronáutico, que es uno de los primeros en reaccionar a los cambios macroeconómicos. El servicio de vuelos ejecutivos creció un 100% desde 2015. El dinero en la Argentina siempre estuvo, el tema es que antes nadie lo quería traer al país; ahora hay otra confianza", analizó Guillermo Tufró, presidente de Hangar Uno, empresa dedicada a la comercialización y operación de aeronaves.

"En los últimos cuatro años de presidencia de Cristina Kirchner vendíamos dos helicópteros por año, debido principalmente a la limitación en las importaciones. Desde que asumió el actual gobierno ya vendimos 17 unidades", ejemplificó. Además, la cantidad de horas de instrucción en helicóptero se incrementó un 20%, mientras que las horas impartidas en avión aumentó el 40%.

La agroindustria es uno de los mayores motores del mercado aeronáutico, que al igual que sucedió con la industria automotriz, también impulsó la demanda de vuelos en helicópteros. "Hoy por hoy, el 70% de nuestras operaciones están relacionadas con la actividad agroganadera, dejando sólo un 30% concentradas en la industria, turismo, traslados personales y otras actividades", detalla Tufró.

Por su parte, Royal Class, la empresa especializada en la aviación ejecutiva, también indicó un aumento en la demanda de vuelos privados. "La mayoría de los turistas que llevamos están acostumbrados a tener sus aviones en sus lugares de origen y alquilan el servicio para recorrer el país", dice Miguel Livi, presidente de la compañía.

La empresa cuenta con una flota de seis aeronaves de entre siete y 10 pasajeros, incluidos un Cessna Citation Excel, un Learjet 60, un Hawker 800xp y un Dassault Falcon 900. Además administran aviones de terceros, que se los dan a la empresa para que ellos los comercialicen. "Mantener un jet para cinco pasajeros cuesta US$ 14.000 por mes. Por eso algunos prefieren prestarlos para evitarse el gasto mensual de mantenimiento y encima les da ingresos", explica Livi, y cuenta que el alquiler de un jet privado para viajar a Punta del Este cuesta US$ 4500.

En la Argentina se calcula que hay 200 aviones privados, un mercado ínfimo comparado con los 15.000 que hay en Estados Unidos.

Conocida en el mundo por sus autos, motos y sus productos acuáticos, ahora la empresa japonesa Honda buscará conquistar el mercado aéreo con el inicio de la comercialización en el país del avión ejecutivo Honda Jet.

Con un valor de US$ 4,9 millones, ya se vendieron más de 100 aeronaves desde 2015, aunque el 60% tuvo destino norteamericano y sólo dos aviones fueron al mercado local.

La empresa invirtió US$ 160 millones en la fábrica que produce en Carolina del Norte 60 jets por año, aunque tiene capacidad para fabricar 100 unidades. La aeronave, que alcanza una velocidad crucero de 780 kilómetros por hora y tiene un techo máximo de 12.900 metros, tiene una autonomía de tres horas y está habilitado para volar con un solo piloto y trasladar hasta seis pasajeros. "Comparado con los modelos de los autos de Honda, el jet viene a representar un Civic", señaló Tufró.

100%

En ascenso

Es el crecimiento que registró el mercado de los vuelos ejecutivos desde 2015

Fuente: La Nación