01/09/17

Aunque están en jaque los subsidios, Dietrich aseguró que el tren no aumenta

Dijo que no hay en el Gobierno intención de aumentar la tarifa y lanzó un sistema online de venta de 65.000 toneladas de rieles, durmientes y vagones en desuso.


En medio de un proceso de ajuste de los gastos del gobierno nacional los subsidios al transporte aparecen entre los primeros ítem que la administración central mira de cerca.

Según la Asociación Argentina de Presupuesto y Administración Financiera Pública (ASAP) promediaron en siete meses de 2017 un incremento de 8,9% respecto de igual período del año pasado. En términos nominales, fueron $ 39.200 millones concentrados en transporte automotor y ferroviario, y con una incidencia muy inferior, el transporte aerocomercial..

Respecto al sector ferroviario que es donde el ticket se encontraría más atrasado, ayer el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, aseguró que "no hay nada planificado respecto de una readecuación tarifaria" en el corto plazo.

Luego de afirmar que las obras del sistema ferroviario "no se pagan con tarifa en ninguna parte del mundo", el ministro presentó, a través de Trenes Argentinos, la implementación de un sistema de subastas online para vender miles de toneladas de chatarra ferroviaria: vagones, locomotoras, trenes, rieles, durmientes y otros bienes.

Según explicó el ministro, con este sistema "desprendernos de esta chatarra es la contra cara de la recuperación del sistema ferroviario. Hoy necesitamos los predios para construir talleres y avanzar con obras, el nivel de chatarra que hoy tenemos sólo puede ser consecuencia de años de desidia".

Hasta el momento, el Estado nacional relevó 65.000 toneladas de chatarra entre vagones, coches, locomotoras, rieles, durmientes, repuestos y otros componentes que están en desuso y no pueden ser reutilizados que ocupan 10 predios ferroviarios y que, una vez vendida, esperan recaudar $ 300 millones. Además, estiman que en todo el país hay cerca de un millón de toneladas de chatarra en 50 predios con un valor estimado en $ 3000 millones.

Transporte también explicó que esta operación no sólo generará ingresos sino que también un ahorro de $ 20 millones adicionales en concepto de custodia de la chatarra.

La nueva herramienta de subasta online ya está en marcha y se implementó por primera vez en una compulsa que concluyó la semana pasada donde logró mejorar los precios. Mientras en 2016 la tonelada de riel en desuso se vendió vía una licitación convencional a $ 2700 promedio, en la primera subasta online el precio ascendió a $ 4.823 pesos. En total se remataron 870 toneladas y se recaudaron más de $ 4 millones.

El sistema es bastante simple. Mediante una web, que ya está en marcha, todo aquel que quiera participar deberá crearse un usuario anónimo dato necesario para evitar la cartelización y compulsar por un bien en una subasta que durará online tres semanas.

Además, y en medio de un pedido de informes que realizó un juez sobre las capacidades de las terminales aéreas para el incremento del mercado aerocomercial, Transporte también anunció ayer un plan para invertir $ 22.000 millones para nueva infraestructura y tecnología en el sector aerocomercial.

En materia de infraestructura destinará $19.500 millones para 19 aeropuertos y el resto a la adquisición de tecnología, que incluye nuevos sistemas de comunicación, radares, sistemas de aproximación (PBN e ILS).

Fuente: Clarín