08/09/17

Analizan iniciar acciones legales contra los gremios aeronáuticos

Dietrich criticó las medidas de fuerza de anteayer; los sindicatos rechazan la llegada de las aerolíneas low cost


El martes Aeroparque fue un caos por el paro.. Foto: LA NACION / Ricardo Pristupluk

El ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, advirtió ayer a los gremios aeronáuticos que el Gobierno podría iniciarles acciones legales por la medida de fuerza que paralizó anteayer durante varias horas el aeroparque Jorge Newbery y el aeropuerto de Ezeiza.

"Las medidas legales y judiciales que correspondan, en la medida de lo posible, las vamos a hacer. El sindicato de pilotos está en conciliación obligatoria, y mandé a analizar qué consecuencias puede tener un paro en medio de una conciliación obligatoria. Y no tengan duda de que vamos a tener una tremenda firmeza con esto", dijo Dietrich, en diálogo con Radio Mitre.

Unos 12.000 pasajeros y 117 vuelos en los dos principales aeropuertos del país se vieron afectados anteayer por la protesta de gran parte de los gremios aeronáuticos por el ingreso al país de las compañías aéreas low cost (bajo costo), lo que, a su juicio, podría demandar mayores medidas de seguridad.

La protesta se realizó mientras se hacía la audiencia pública para evaluar las presentaciones de siete nuevas empresas aéreas (sólo una de ellas de bajo costo), que demandaron el permiso para operar en diferentes rutas. El objetivo del Gobierno es duplicar el volumen de pasajeros que vuelan por año e interconectar las principales ciudades del interior del país entre sí y con países de la región, sin pasar por Buenos Aires.

"Los gremios pedían que no se hiciera la audiencia. Es inentendible. Las personas que hicieron el paro ni siquiera se dignaron a ir a escuchar", dijo Dietrich. "Esta gente está yendo contra nuevas posibilidades de trabajo, lo contrario de lo que debería hacer un gremio", completó.

El anunciado ingreso de nuevas líneas aéreas ha cosechado opiniones a favor y en contra igualmente fervorosas. Los defensores de la iniciativa sostienen que la llegada de estos actores ayudará a federalizar el mercado aéreo y que la mayor competencia empujará mejoras en el servicio y bajas en el precio de los pasajes.

Los detractores -básicamente, la mayoría de los gremios aeronáuticos- dicen que esta medida asfixiará a las firmas que ya operan en el país.

Lo concreto es que, en la audiencia pública realizada anteayer por la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC), las siete empresas interesadas en repartirse 510 rutas áreas, tanto internacionales como de cabotaje, presentaron sus argumentos para desembarcar en el país: prometieron una inversión total de US$ 6885 millones y la creación de casi 85.000 puestos de trabajo, de los cuales 10.135 serán directos y 73.600, indirectos.

Si bien aún no se conoce en detalle cuánta fuerza de trabajo requerirá cada una de ellas, algunas ya adelantaron sus números: Avian creará 1100 empleos directos y 4500 indirectos; Buenos Aires Airlines, 1500 directos y 2400 indirectos, y Polar Líneas Aéreas, 1200 directos.

En tanto, en abril pasado, representantes de Norwegian Airlines anunciaron entre 3000 y 3500 puesto directos: 100 pilotos, cerca de 200 tripulantes de cabina, así como siete bloques divididos entre capitanes, primeros oficiales y senior, capitanes de instrucción, jefes de cabina de pasajeros y tripulantes y supervisores de cabina de pasajeros.

Por otro lado, Flybondi estimó en marzo que generará 200 empleos para este año y 1500 para 2021, además de 20.000 puestos indirectos.

Posiciones encontradas

Dietrich defendió la política oficial de promover la llegada de nuevas aerolíneas. "Deberíamos estar festejando una nueva audiencia pública, que asegura más trabajo y conectividad para todos, y en lugar de eso en estos momentos no se está pudiendo volar", dijo anteayer sobre el reclamo en Aeroparque y Ezeiza.

Los gremios, por su parte, critican la "política de asfixia contra las empresas que ya funcionan en el país" y la "falta de seguridad que brindarán en los vuelos porque el espacio aéreo ya está colapsado".

Dietrich manifestó que, "contrariamente a lo que muchos decían, Aerolíneas crece de una manera impensada tiempo atrás; hay 34 nuevas rutas que cubre Aerolíneas Argentinas, hay vuelos que antes no existían. En julio transportó la mayor cantidad de pasajeros de su historia". Y agregó: "Pero no crece solamente Aerolíneas, también crecen Andes y Latam, y ese crecimiento se traduce en más pilotos, más personal de cabina, más personal de tierra. Hay más de 750 currículums de pilotos presentados en las empresas que están pidiendo rutas y más de mil pedidos de trabajo".

Fuente: La Nación