21/09/17

Adiós a cabinas de peajes en autopistas porteñas: multarán a quien no use telepase

El gobierno de la Ciudad de Buenos Aires inició un plan para que en cuatro años desaparezcan las tradicionales cabinas con empleados que cobran peajes y barreras que impiden el paso.


En cuatro años, el gobierno porteño espera que en las autopistas de la Ciudad de Buenos Aires no existan más cabinas de peajes ni barreras que impidan el paso de vehículos. Se trabaja en un nuevo sistema que se basa en el uso exclusivo del telepase y en la instalación de lectores de patentes para detectar autos que circulen sin los dispositivos, a los que se les aplicarán multas.

Autopistas Urbanas (AUSA), la empresa que gestiona las autopistas de la Ciudad, oficializó el primer paso que da inicio a materializar el proyecto. La compañía llegó ayer a un acuerdo con el Sindicato de Empleados de Comercio para empezar a implementar este sistema de "flujo libre", que como prevé la eliminación de las cabinas afecta a los empleados que cobran a los conductores. El acuerdo al que se llegó con la intervención de la Subsecretaría de Trabajo, Industria y Comercio implica el compromiso por parte de la empresa de capacitar junto al sindicato a los empleados actualmente dedicados directa o indirectamente al cobro de peaje. Según fuentes del gobierno, esta capacitación se hará "mejorando su empleabilidad y de esa manera garantizando su continuidad laboral".

A pesar de que recién comienza a delinearse este plan de "free flow", con el que ningún automóvil se verá obligado a detener su marcha en las autopistas porteñas, ya existen algunos avances en la tecnología que se utilizará. Según pudo saber El Cronista, el sistema para pagar los peajes será a través de los actuales telepases, dispositivos llamados TAG que físicamente son una oblea electrónica con un chip incorporado que se adhiere al parabrisas del vehículo. Los telepases se utilizan tanto en las autopistas de la Ciudad, como en las del Gran Buenos Aires y rutas del país. Se pagan por débito de la tarjeta de crédito.

Hoy existen cabinas especiales para autos que circulan con el telepase y tarifas diferenciadas para quienes los usan con descuentos de 15%. A partir del nuevo sistema, esa será la última forma de pagar y si el auto que traspasa un peaje no cuenta con el dispositivo serán detectado por "pórticos de lectura automática de patentes" y multados. Los valores de esas infracciones serán determinados por la subsecretaría de Tránsito. Los peajes incluidos en este nuevo sistema son el de Retiro de la Autopista Illia; Parque Avellaneda de la Perito Moreno, y Alberti de la 25 de Mayo.

En el gobierno insisten con que se está en una etapa apenas inicial de este plan, que estaría implementado recién en 2021. Se trata de una iniciativa para mejorar la fluidez de la circulación y las seguridad vial en la traza, y reducir las congestiones. Todo esto "aporta una mejora significativa en cuanto al impacto medioambiental generado por la utilización de autopistas", explican en AUSA.

La idea está inspirada en ciudades de Estados Unidos, España y Chile. Por caso, en el estado de Florida, muy visitado por argentinos de vacaciones en Miami y Orlando, la red de autopistas funciona de una forma similar a la que quiere implementarse en la Ciudad de Buenos Aires. Los vehículos que cruzan los portales de peaje son monitoreados y si no tienen el dispositivo de pago en el parabrisas (llamado SunPass) se toma una captura de la patente y se notifica al titular del auto sobre el monto pendiente a pagar. Allí hay un tiempo en el que se espera el pago antes de recurrir a una multa.

Además del malestar que acarrea, la congestión de vehículos en las cabinas de peajes tiene un alto impacto en la contaminación de las grandes ciudades. La aplicación de tecnologías para pago electrónico redujo esas largas filas en las ciudades donde se aplicó. Incluso, son cada vez más efectivas ya que mientras en principio obligaban a los autos a reducir la velocidad a no más de 30 kilómetros por hora, en los países donde se aplican sistemas de vanguardia es posible traspasar los portales a la velocidad con la que circulaba el vehículo.

Fuente: El Cronista