04/08/17

Piden mayor exploración de hidrocarburos para frenar la caída de producción récord

La extracción de petróleo retrocede a niveles de hace 38 años y especialistas piden urgentes políticas activas en exploración. Advierten que es un tema estructural


El retroceso en la producción de petróleo sigue a pasos acelerados y va camino a terminar el año en los niveles de 1979. Frente a esto, el Instituto Argentino de la Energía (IAE) General Mosconi, think tank de referencia del sector, que conduce el ex secretario Jorge Lapeña, observó en su último informe mensual que "se requiere una nueva política exploratoria con inversiones inmediatas para recuperar el abandono de 25 años en la materia y revertir la tendencia de la producción".

En el primer semestre del año se extrajeron 13.684.786,7 m3 de petróleo (475.551 barriles por día), con una caída de 8% interanual, una de las mayores en la historia desde que Argentina empezó a producir en 1907. En tanto, en los primeros seis meses de 2017 la producción de gas fue de 22.031,2 millones de m3 (MMm3) y mostró una retracción de 0,9%.

Los resultados en materia de petróleo tienen en alerta a toda la industria, que explica estas cifras por la "alta conflictividad laboral" y los problemas climáticos. Los números de gas, por su parte, son para el diván: venían en franco ascenso desde 2013 por el Plan Gas (subsidio que instaló el kirchnerismo para mejorar la producción) y se detuvo en estos meses, pese a que el Gobierno transfirió a las empresas $ 15.979 millones hasta junio. El Plan Gas explica el 30% de los subsidios energéticos (allí donde los economistas piden un ajuste fuerte para bajar el déficit) y el 17% del total de los subsidios.

Lo que explican otras voces del sector es que sin estos subsidios, "la producción caería aún más". Es decir, el Estado deberá seguir sosteniendo a la industria para que, progresivamente, vuelva a los niveles récord de 1998 en producción en petróleo y que Vaca Muerta pueda, por fin, volverse una realidad.

Más allá de estos análisis, lo seguro es que desde el año que viene el Gobierno avanzará en la eliminación del "barril criollo", una transferencia de los consumidores a las petroleras para que puedan sostener su actividad. En la actualidad, el barril se paga u$s 55 en Neuquén y u$s 47 en Chubut, y a partir de 2018 convergerá a precios internacionales. La idea es enganchar el precio de las naftas al mercado internacional y que no haya aumentos de los combustibles en el país mientras en el mundo baja el precio del petróleo crudo, como sucedió en julio.

La producción de petróleo de YPF (45% del total) cayó en el primer semestre un 5,7% interanual por "temas sindicales y climáticos", según fuentes de la empresa. En gas (34% del mercado), exhibieron un fuerte crecimiento de 11,8%, a contramano del resto de las compañías. Ante la consulta de este medio, la petrolera semi-estatal informó que en 2016 invirtió $ 5904 millones (unos u$s 400 millones) en exploración de hidrocarburos y en el primer trimestre de 2017 finalizó 11 pozos exploratorios por $ 1322 millones (casi u$s 90 millones).

PAE, la segunda empresa más importante del país en producción de petróleo y la tercera en gas, mostró una baja mayor al 4% en ambos hidrocarburos. "Nosotros invertimos u$s 14.000 millones en exploración y producción en los últimos 15 años en todo el país y unos u$s 800 millones anuales en el Golfo San Jorge", respondieron.

Tecpetrol tuvo en el primer semestre un impresionante retroceso de 29% en la extracción de petróleo, pero ante el momento complicado en Chubut (donde despidieron a 200 empleados), no alcanzaron a contestar la consulta de este diario.

Lapeña afirmó: "No es por las huelgas o porque llovió; es estructural, hubo políticas erróneas en 25 años y nadie invierte lo suficiente en exploración".

Fuente: Cronista