17/08/17

Gremios de la energía: ¿una señal de distensión mientras la CGT discutía la marcha?

Los sindicatos integrantes de CATHEDA se reunieron con funcionarios clave del Gobierno casi en paralelo con el encuentro en el que la central obrera debatía puertas adentro la movilización que, no sin fricciones, ratificaron para el próximo martes.


Mientras Pablo Moyano era una de las voces cantantes a favor de mantener la marcha con el Gobierno del próximo martes, su padre Hugo integraba una delegación de dirigentes sindicales de la energía, nucleados en CATHEDA, que casi en horas paralelas se reunía con funcionarios claves del Gabinete para “analizar la situación laboral y operativa en el sector, y también la situación actual a nivel nacional, días después de las PASO, según consignaron reflejaron distintos cables de agencia.

El encuentro, un almuerzo en la sede de la Confederación Argentina de Trabajadores y Empleados de los Hidrocarburos, Energía, Combustible, Derivados y Afines CATHEDA), fue en el microcentro porteño.

Del lado del Gobierno estuvieron los ministros de Trabajo, Jorge Triaca; de Energía, Juan José Aranguren, y del Interior, Rogelio Frigerio, mas el secretario de Coordinación de Políticas Públicas, Gustavo Lopetegui. Del lado gremial, además del camioneros, estuvieron Antonio Cassia (SUPEH), Guillermo Moser (Luz y Fuerza), Oscar Mangone (Gas) y José Escoda (Estaciones de Servicio), entre otros.

Un comunicado emitido por CATHEDA poco después del almuerzo, precisó que “este encuentro es previo a la reunión que los dirigentes de CATHEDA mantendrán en las próximas semanas con el presidente Mauricio Macri, ratificando una vez más la voluntad de diálogo del sector para aportar al desarrollo y crecimiento nacional a partir del trabajo”.

Suspicacias al margen, justo un comunicado que subraya la “voluntad de diálogo” no sería el ejemplo más apropiado de timing cuando sus pares se enfrascaban en un debate acerca de si sostener o no la marcha del martes.

Desde el gobierno no hubo comunicado sobre esta reunión, aunque fuentes consultadas por la agencia DyN dejaron trascender que en la reunión hubo intercambio de opiniones -algunas divergentes- sobre la actual situación económica, laboral y social del país

"El diagnóstico de ellos (sobre la actual situación) no está basado en la realidad, ya que hay sectores productivos que se están recuperando, hay recuperación del empleo, y creemos que en las afirmaciones que realizan se filtran cuestiones electorales‘, transmitió un vocero gubernamental del encuentro

En lo que respecta a la situación del sector productivo energético, trascendió que Triaca y Aranguren procuran impulsar algún acuerdo con estos gremios ‘readaptando‘ aspectos laborales y salariales en función de la mayor productividad y la generación de empleos en el rubro, tomando como antecedente el acuerdo firmado a fines de 2016 por los gremios petroleros de Neuquén, con Guillermo Pereyra a la cabeza.

Telam, por su parte, describió el aspecto más constructivo del encuentro: “Se trazó una agenda para iniciar trabajos específicos en materia de vivienda, capacitación y de participación en el Consejo federal Energético, donde volcar las inquietudes y necesidades de los trabajadores del sector”.

Ante la solicitud sindical de mantener un encuentro a la brevedad con Macri, los miembros del Gabinete Nacional informarán a la conducción de la Catheda sobre la fecha en que mantendrán la reunión con el presidente.

Las fuentes gremiales consignaron que ‘en ese encuentro quieren plantear las preocupaciones y proyectos de cada una de las organizaciones que integran la Catheda, que es una organización sindical de tercer grado‘.

Fuente: El Cronista