30/08/17

El Gobierno desistió de presentarse como querellante en la causa por la desaparición

El caso se analizó en la reunión de Gabinete. La Secretaría de Derechos Humanos ofreció colaboración. El ministro Garavano recibió a la abogada de la familia.

A casi un mes de la desaparición de Santiago Maldonado, el Gobierno resolvió entregar un escrito al juez federal Guido Otranto para “garantizar la plena colaboración” en su búsqueda y poner a disposición del magistrado y de la familia “todos sus recursos y programas”.

Fue la decisión que tomó Mauricio Macri luego de que quedara descartado el pedido para constituirse el Estado como querellante en la causa.

La postura fue asumida por Germán Garavano, después de que el tema se debatiera en la reunión de Gabinete y el ministro de Justicia se reuniera con Verónica Heredia, la abogada de la familia Maldonado.

Aun con diferencias, Garavano consideró “muy buena” la reunión con Heredia. En una nota, la abogada pidió “el reconocimiento público del Gobierno de la desaparición forzada” de Maldonado, que se garantice una “investigación independiente, pronta y exhaustiva” con asistencia de expertos, la participación de las víctimas en el proceso penal, de investigadores de la Defensoría de Casación de Buenos Aires y los recursos para la búsqueda.

El ministro expresó su desacuerdo con el primer punto: “La Justicia es la que define la calificación legal de los hechos que se están investigando y no el Poder Ejecutivo”. En el resto se mostró receptivo a los pedidos.

Unas horas más tarde, el Gobierno anunció la presentación ante Otranto, que la Secretaría de Derechos Humanos prestará colaboración a la querella de la familia, que acompañará la intervención de la Defensoría y que buscará la asistencia de Oficina Regional de la ONU para la supervisión de la investigación.

Un alto funcionario argumentó que el pedido para ser querellante quedó descartado también por un pedido de la familia, aunque así el Gobierno evitó el riesgo de un rechazo por su eventual responsabilidad.

La Liga Argentina por los Derechos del Hombre denunció a Macri, Marcos Peña, Patricia Bullrich y Garavano por presunto encubrimiento y desaparición forzada de persona.

En declaraciones públicas, Garavano no descartó la participación de Gendarmería en la desaparición de Maldonado, una diferencia con la postura de Bullrich que un sector del Gobierno consideró oportuna para bajar la tensión.

La inquietud en aumento llevó a que el caso se discutiera en la reunión de Gabinete. Macri hasta el momento no se pronunció y hasta anoche no estaba previsto que lo hiciera. Peña preparó sus respuestas para una jornada que se presume intensa en Diputados.

“Tenemos que ser muy claros, ir con la verdad, el hecho se debe esclarecer", dijo Macri a los ministros. “Está convencido de su posición y no se va a dejar correr ni patotear”, aseguró un funcionario que analizó el tema con el Presidente, en referencia a la marcha por la aparición con vida de este viernes y la utilización política que en la Casa Rosada endilgaron al kirchnerismo.

Fuente: Clarín