04/08/17

Autopistas porteñas: anulan el aumento del peaje y desde mañana costará menos

Una jueza dispuso que el incremento no debe superar el 28,8% respecto de enero de este año, antes de la suba, que en algunas categorías había llegado al 83%. La empresa apelará el fallo.

Los peajes de las autopistas de la Ciudad bajarán de precio mañana. La Justicia porteña anuló la suba aplicada en febrero y ordenó que las tarifas sean como máximo un 28,8% más carasque lo que salían el año pasado. La empresa AUSA confirmó que apelará la medida, pero mientras tanto la cumplirá.

Con esta decisión, desde mañana la hora pico de las autopistas Perito Moreno y 25 de Mayo será de $ 38,64 y la hora común valdrá $ 32,20. En tanto, en la Illia costarán $ 19,32 y $ 12,88. En el peaje Alberti, donde se paga lo mismo todo el día, la tarifa bajará a de $ 10,30.

El fallo fue firmado por la jueza Elena Liberatori, titular del juzgado N° 4 en lo Contencioso Administrativo. La demanda la iniciaron los legisladores kirchneristas José Campagnoli y Andrea Conde.

El 15 de febrero, AUSA, la empresa estatal porteña que administra las autopistas, aplicó una suba que fue del 36% al 83%. En la Perito Moreno y la 25 de Mayo, la tarifa se fue de $ 25 a $ 40 en hora común y de $ 30 a $ 55 en hora pico. En la Illia, pasó de $ 10 a $ 15 y de $ 17 a $ 25, respectivamente. En el peaje Alberti saltó de $ 8 a $ 13. En todos los casos, los aumentos para quienes pagan con telepeaje fueron menores.

Pero los legisladores Campagnoli y Conde denunciaron que el incremento era excesivo, porque de acuerdo a los gastos operativos de la empresa la actualización no debía superar el 28,8%.

La jueza aceptó ese planteo y el 5 de julio firmó una medida cautelar dándole a AUSA cinco días de plazo para presentar un nuevo cuadro tarifario. Según explicaron fuentes judiciales, la empresa propuso reducir los peajes un 6,6%. Pero Liberatori entendió que esa baja era "irrelevante e irrisoria", y determinó el techo del 28,8%.

En AUSA adelantaron que apelarán la medida, al igual que lo habían hecho con la cautelar. Pero mientras tanto adecuarán las tarifas. El aumento había sido discutido en audiencia pública. Por las autopistas porteñas circulan 600.000 vehículos en promedio por día, de los cuales 330.000 pagan y el resto usa las vías gratuitas, como la Cámpora o la 9 de Julio Sur.

El fallo de Liberatori abre otro inconveniente para la concesionaria. Del total de la recaudación de peajes, el 10% se destina a subsidiar la tarifa del subte. Del resto, y de acuerdo a los que marca la ley, AUSA sólo puede destinar el 40% para gastos operativos y mantenimiento. El 5% va para la ampliación de la red subterránea y el 55% lo tiene que destinar obligatoriamente a obras viales.

En la empresa explican que sus costos operativos subieron al ritmo de la inflación. Por ejemplo, negociaron en paritarias un aumento salarial del orden del 20% (con cláusula gatillo) para sus empleados. Al tener que retrotraer con el 28,8% de aumento máximo, pero a la vez tener más gastos, no tendrán manera de mantenerse debajo del 40%. Es decir que por respetar el fallo judicial terminarán incumpliendo la ley.

Liberatori ya tiene algunos antecedentes de fallos similares. En julio del año pasado frenó la suba de la tarifa del subte, medida que luego fue revocada por la Cámara de Apelaciones (el servicio finalmente aumentó en octubre). En marzo último también anuló un incremento en la tasa que pagan los grandes carteles publicitarios que hay en edificios y autopistas.

Además de administrar las autopistas, AUSA tiene a su cargo gran parte de las obras viales que se están realizando en la Ciudad. La principal es el Paseo del Bajo, la autopista subterránea en Puerto Madero. También están modificando la traza de la Illia, en el marco del plan de urbanización de la villa 31. Otras obras importantes son los viaductos de la avenida Nazca y las vías del San Martín, y de Balbín y el ferrocarril Mitre.

Fuente: Clarín