26/07/17

La verificación policial de autos arrancó con problemas: en La Plata hubo 4 horas de espera

Falló el sistema y se cortó la luz en la nueva planta de Melchor Romero. Se formaron colas de hasta cinco cuadras.


A la fila. Los automovilistas, dispuestos a hacer el trámite esperaron en los alrededores de la planta de Melchor Romero, en La Plata. / Mauricio Nievas

A poco del debut, el sistema de verificación policial obligatorio para la compra y venta de vehículos en Provincia tuvo su primera complicación: una falla en la red informática, seguida de un corte de luz en Melchor Romero, que provocó trastornos y demoras de hasta 4 horas.

Colas de más de cinco cuadras en las que se oyeron las quejas de los automovilistas fue el panorama que se vio esta mañana en 160, entre 519 y 520, donde funciona la planta que inauguró el Gobierno provincial hace menos de un mes. Fue parte del programa que sacó el manejo de las revisiones mecánicas a los jefes policiales.

Según informó el ministro de Seguridad, Cristian Ritondo, Asuntos Internos detectó una larga lista de irregularidades y delitos en la administración de los casi 100 talleres de la Provincia. El plan incluyó la habilitación de otros dos complejos: uno en Mar del Plata y otro en La Matanza. Además, se puso en marcha un mecanismo que permite a los propietarios iniciar los expedientes, pagar los formularios y abonar las tasas por internet (o a través de los sistemas de pago que funcionan en el mercado), antes de llevar el coche a la revisión. Desde principios de julio se puede hacer en acá.

Con esta reforma, la Provincia asegura que frenó un negocio de funcionarios corruptos por el que se filtraban varios millones de pesos por año. En mayo, detuvieron al entonces jefe del área de Verificación Automotor, comisario mayor Alberto Miranda, luego de encontrar un paquete con $200 mil, en su despacho de la delegación de Villa Tesei. Ese procedimiento, avalado por la Justicia, terminó con el desplazamiento de otros siete oficiales de la Bonaerense.

El control de las partes esenciales de los coches resulta un instrumento clave para combatir el mercado negro de los robados y acotar la capacidad de acción de los “reducidores”. Una función “demasiado importante” para dejarla en manos de policías, según la evaluación que hicieron en el Gobierno de María Eugenia Vidal.

El trámite cuesta casi el doble: $800 para auto y $385 para motos. Antes, no había un precio fijo. Cada taller cobraba una tarifa diferente. Y los formularios se vendían en quioscos o comercios que también tenían precios variables. Pero, el trámite –sin “adicionales”- costaba menos de $400.

El martes pasado comenzó a funcionar el complejo de Melchor Romero, al que van –en promedio- 120 automovilistas por día. Pero ayer se cayó el sistema y luego se cortó la luz en los galpones. “La gente llega a las 7 y abren a las 8. Ahí comienza el cuello de botella. Después, ocurrió el desperfecto técnico y eso complicó todo”, admitió a Clarín una fuente del Ministerio de Seguridad. El servicio se normalizó cerca de las 14. Pero el barrio ya había quedado complicado por decenas de coches estacionados en las calles vecinas, esperando llegar a los boxes.

Según fuentes oficiales, las plantas de Mar del Plata y La Matanza no tuvieron inconvenientes. Allí van entre 80 y 150 vehículos por día. Y aún no está habilitado el sistema de turnos. Cuando se puedan solicitar por internet, aseguran que la visita a la planta demorará “no más de 15 minutos”.

El Ministerio tiene previsto inaugurar plantas en Pilar, Quilmes, San Miguel, San Martín, Vicente López, Bahía Blanca, San Vicente, Morón y Marcos Paz. Además, habrá otros 90 talleres y delegaciones en otras localidades, más chica.

Fuente: Clarín