06/07/17

El practicaje tendrá una tarifa con valor máximo

El costo de los prácticos supera el promedio regional y atenta contra la competitividad de las exportaciones.


Tanto tirar de la cuerda que se rompió. La Comisión Nacional de Defensa de la Competencia (CNDC) recomendó a la subsecretaría de Puertos y Vías Navegables de la Nación que establezca tarifas máximas para los servicios de practicaje y pilotaje hasta tanto se verifiquen condiciones de competencia efectiva; que determine nuevas tarifas máximas para los servicios vinculados y que defina un procedimiento para su actualización periódica.

La promesa, inicialmente realizada por los prácticos de bajar sus costos en al menos un 20% nunca se cumplió a pesar de la foto que se sacaron abrazados a las autoridades gubernamentales. A la hora de los números, ofrecieron cifras irrisorias, en otros puertos incluso aumentaron la tarifa, y solo comprometieron el 20% en aquellos sitios donde no prestan servicios.

Cansado de esperar, el subsecretario de Puertos y Vías Navegables de la Nación, Jorge Metz se presentó ante la CNDC para que emitiera una opinión sobre el mercado de servicios de practicaje y pilotaje a nivel nacional y de servicios conexos.

El dictamen fue lapidario y estableció que el costo de los servicios de practicaje en Argentina, obligatorios para el ingreso y egreso de los barcos en los puertos, son más altos que en el promedio de la región, y que según la Bolsa de Comercio de Rosario, el costo de la hora del servicio en la Argentina es el doble que en Chile o Bélgica y puede llegar al triple que en los Estados Unidos.

Con estos cambios regulatorios el gobierno busca aquél 20% de reducción prometido y nunca concretado para bajar los costos logísticos y aumentar la competitividad de las exportaciones argentinas. Al mismo tiempo, las medidas permitirán abaratar los insumos importados que utilizan las industrias nacionales y reducir el gasto público asociado a las importaciones de gas para uso residencial.

Se espera una reducción de u$s 3 millones por año para el puerto de Bahía Blanca, de u$s 2,4 millones por año para el Río de la Plata y u$s 41 millones en el caso del Río Paraná. El Estado Nacional generará un ahorro de u$s 8 millones por año en el costo de practicaje que paga por las importaciones de gas a través de buques metaneros.

Con barreras

Según el análisis de la CNDC el servicio de practicaje y pilotaje presenta problemas como falta de competencia, barreras de entrada al mercado y subordinación de la prestación de otros servicios portuarios. Entre las observaciones de la CNDC se destaca que la habilitación de los prácticos es válida solamente en ciertas zonas geográficas específicas, lo cual genera incentivos para repartirse geográficamente los mercados entre los prestadores. Otra característica es que es un mercado con pocos oferentes y presencia de fuertes barreras al ingreso de nuevos competidores debido a los exámenes que deben rendirse para poder operar en este mercado. Todos estos factores favorecen la cartelización entre los prestadores de los servicios de pilotaje y practicaje.

Por tal motivo, la CNDC también recomendó a la Secretaría de Transporte y a la Armada Argentina la adopción de medidas necesarias para descartar la posible configuración de barreras a la entrada, que podría implicar el régimen de exámenes dispuesto para la habilitación de prácticos; medidas tendientes a eliminar barreras de entrada al mercado de practicaje y pilotaje y a evitar que se subordine la prestación de otros servicios portuarios o de ayuda a la navegación a la adquisición de servicios de practicaje y pilotaje de una misma empresa o de una empresa vinculada.

Los puertos relevantes para esta recomendación son los del Río de la Plata, los del Río Paraná y el Puerto de Bahía Blanca.

"Defensa de la competencia e inserción inteligente al mundo son dos pilares de nuestro Plan Productivo Nacional. En este caso, vemos cómo prácticas abusivas atentan contra las posibilidades de aumentar nuestro comercio exterior y afectan también los costos del Estado", expresó Francisco Cabrera, ministro de Producción.

"Al asumir el cargo encontramos una gran distorsión en el costo de los servicios que hacen al transporte marítimo y fluvial. El país se encuentra geográficamente alejado de los principales mercados de consumo del mundo y el costo argentino nos saca de precio. La única forma de poder venderles es si somos competitivos y estas medidas van en este sentido", dijo a Transport & Cargo Jorge Metz.

Al cierre de esta edición oficializaba por nota el apoyo a esta medida de parte de la Cámara de Puertos Privados, Bolsa de Comercio de Rosario, Consejo Portuario Argentino, y la Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina ente otros.

El Somu capacita

Un equipo de la intervención del Sindicato de Obreros Marítimos Unidos (SOMU) junto a representantes de la escuela Omar A. Rupp y los delegado de la seccional, Carlos Scarcella y Eduardo Costa, inauguraron el ciclo de capacitaciones para los trabajadores marítimos del interior en la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional de Mar del Plata.

Desde el gremio afirmaron que se está trabajando respecto a lo que hace a la capacitación.

"Ampliamos los cursos, nos reunimos con la Armada para agilizar la tramitación de los certificados, e inauguramos nuevas escuelas en el interior del país. Somos conscientes de las dificultades que ocasiona para aquellos afiliados que viven lejos de Buenos Aires tener que desplazarse hasta aquella para asistir a los cursos. Por ello, más allá de garantizar la gratuidad no sólo de los cursos sino también del hospedaje en Buenos Aires, estamos inaugurando estos espacios para la capacitación de todos los marineros"

Desde el SOMU anunciaron próximamente inaugurarán nuevos espacios para la capacitación marítima Corrientes y Puerto Madryn.

Fuente: El Cronista