28/07/17

El plan de Mauricio Macri: una provincia por día hasta las PASO

El Presidente apuesta a recorrer casi todo el país para reforzar la elección de Cambiemos a nivel nacional.

En tándem. Mientras María Eugenia Vidal se puso al frente de la campaña bonaerense e intensificó sus recorridas; para el tramo final de cara a las PASO Mauricio Macri trazó una agenda bien federal, con un desembarco por día en cada provincia, con el objetivo de respaldar a los candidatos locales de Cambiemos.

"De acá hasta las PASO el Presidente va a visitar una provincia por día", confirmaron a Clarín fuentes oficiales, al tanto de la estrategia de campaña. No habrá, en cambio, viajes al exterior. E inevitablemente mermará también el impulso de la gestión.

El único distrito que no visitaría es Santa Cruz, el bastión gobernado por los K, al que no fue desde que asumió y, ni siquiera, durante la campaña presidencial de 2015.

Así. lo que comenzó ayer en Tucumán, a donde el Presidente viajó para el lanzamiento de la Juventud de Cambiemos y aprovechó para cuestionar al gobernador peronista Juan Manzur, continuará hoy en Misiones. Allí se votan senadores y el macrismo necesita un empujón adicional para mejorar su perspectiva de cara a la elección: el ex gobernador peronista Maurice Closs lidera todas las encuestas y Humberto Schiavoni, presidente del PRO a nivel nacional, apuesta a ganarse una banca por la minoría y busca crecer en caudal de votos: en las generales de 2015, Macri obtuvo apenas un 23% de los votos.

A diferencia de lo ocurrido en Tucumán, la visita de Macri no estará acompañada de fuertes críticas al gobernador: el vínculo con Hugo Passalacqua luce "sin fisuras", tal como describieron en Casa Rosada. El misionero fue uno de los mandatarios cuya colaboración al intento oficial por remover de la Cámara de Diputados a Julio de Vido fue bien recibida en el macrismo.

La secuencia de viajes seguirá mañana. Para hacer pie en el interior de la provincia de Buenos Aires, Macri eligió a Tandil, su ciudad natal. Aunque no se quedará a pasar el fin de semana: el sábado va a estar en el acto de inauguración de la edición 131 de la Exposición Rural de Palermo.

Debido al extremo hermetismo con el que se maneja la agenda del Presidente, todavía no se definió qué hará la próxima semana. Aunque el plan no cambiará: cada día, una provincia distinta, con actos 360 y fotos con los candidatos. "¿Irá a Santa Cruz?", preguntó Clarín. "No está previsto", fue la respuesta. Es la única provincia que Macri no visitó desde que asumió.

A esas recorridas, con los clásicos "mano a mano" con vecinos para mostrar cercanía, el jefe de Estado le agregó una mayor exposición en medios locales. Además de sus columnas dominicales en medios gráficos del Interior, multiplicó su aparición con entrevistas en canales de TV y radios, sin moverse de la Quinta de Olivos.

Algo similar hace el jefe de Gabinete Marcos Peña, cuando el Presidente no puede: esta semana habló desde Buenos Aires con canales y radios de Córdoba, Formosa y Neuquén.

La estrategia responde a que, más allá de lo que suceda en la provincia de Buenos Aires, la madre de todas las batallas, el Gobierno busca superar el 34 por ciento de los votos que obtuvo Macri en las generales de 2015.

Según los números que manejan en el Ministerio del Interior, que conduce Rogelio Frigerio, ese objetivo es viable. No sólo porque Cambiemos es la única fuerza con presencia homogénea en todo el país, sino porque el escenario rival cambió y el peronismo va dividido. No obstante, ese pronóstico por ahora arroja que la Casa Rosada festejará en 8 distritos -si se incluye la Provincia- y que, salvo algún cambio sorpresivo, perderá en diez. Los seis que están en duda son Chaco, Córdoba, donde Macri tiene niveles de imagen similares a los de su amigo -y gobernador- Juan Schiaretti, que apadrina la boleta peronista; Entre Ríos, San Luis, Salta y Tucumán. Allí el macrismo jugará fuerte para incrementar sus bloques en el Congreso.

Fuente: Clarín