04/07/17

China construye un nuevo aeropuerto para 100 millones de pasajeros

La nueva terminal aérea de Beijing estará lista para 2019.


Así se verá el nuevo aeropuerto Beijing.

En 2019, Beijing, la capital de China, tendrá el aeropuerto más grande del mundo. Ubicado a 46 kilómetros al sur del centro de ciudad, por ahora se lo conoce como Aeropuerto Internacional de Daxing de Beijing, pero su nombre oficial aún no se ha revelado.

El objetivo esencial de esta nueva terminal es descomprimir el Aeropuerto Internacional que actualmente sirve a Beijing, en el noreste de Beijing, que está saturado. La distancia entre ambos aeropuertos será de 67 kilómetros.

El nuevo aeropuerto tendrá un área de 313.000 metros cuadrados con un edificio central y cinco brazos "que se parecen a un fénix que extiende sus alas", dicen los constructores del Grupo de Ingeniería de Construcción de Beijing. La seda, el té, la porcelana, la tierra de labranza y el jardín chino, todas imágenes fuertemente ligadas a la cultura china, estarán presentes en el diseño de estas alas.

El recinto incluirá jardines y áreas separadas para pasajeros de vuelos internacionales y domésticos en un intento por reducir las filas de espera y crear un espacio más compacto.

Para 2025, el nuevo aeropuerto tendrá capacidad para manejar 72 millones de pasajeros y dos millones de toneladas de carga al año. Contará con cuatro pistas y recibirá 620.000 vuelos anuales.

Sin embargo, se espera que con con el tiempo -y futuras ampliaciones-, el aeropuerto pueda gestionar hasta 100 millones de pasajeros por año y duplique la cantidad de toneladas de carga.

Para tener una idea, actualmente, el aeropuerto con mayor movimiento de pasajeros es Atlanta (Estados Unidos), que en 2016 registró 104 millones, mientras que en segundo lugar se ubica Beijing (con su aeropuerto actual) con 94 millones y Dubai con 83. Le siguen Los Ángeles (Estados Unidos), con 80 millones, Tokio con 79.520.000 y Chicago con casi 78 millones.

Beijing es la segunda ciudad con el aeropuerto más congestionado del mundo. Se espera que esta nueva terminal ayude a acelerar los ritmos de viaje para los más de 90 millones de pasajeros que actualmente aterrizan en la capital china.

Una de las principales aerolíneas chinas, China Eastern Airlines, anunció que construirá una base en el nuevo aeropuerto, en donde ubicarán el servicio de comidas, mantenimiento de aviones, oficinas, servicios terrestres, arreglo de cargas y alojamiento de empleados. Incluso, en el nuevo aeropuerto planea operar entre 150 y 200 rutas aéreas rumbo a destinos internacionales.

Fuente: Clarín