31/07/17

Carrió embistió contra los empresarios K y puso sobre el tapete los cuestionados negocios de Sergio Taselli


En su encendido discurso en la sesión especial donde se trató el proyecto de expulsión de Julio De Vido de la Cámara Baja; la diputada de Cambiemos, Elisa Carrió defendió la movida del Gobierno y de paso aprovechó la ocasión para poner sobre el tapete a un grupo de empresarios que apoyaron e hicieron grandes negocios con el ex ministro de Planificación y hombre fuerte de la administración kirchnerista.

Al solicitar la separación del Congreso de De Vido por “en los términos del artículo 36 de la Constitución Nacional”, la legisladora oficialista destacó que “la corrupción forma parte de un atentado al orden democrático cuando conlleva al enriquecimiento ilícito que los califica como infames traidores a la Patria".

Al momento de citar los casos más emblemáticos de corrupción y pago de sobreprecios durante la gestión de De Vido, Carrió citó las situaciones planteadas con las estatizaciones de AySA y los ferrocarriles y los programas de obras viales y planes de viviendas que se pagaron muy caros y encima no se terminaron en los tiempos previstos.

Además de Lázaro Báez, Cristóbal López y Gerardo Ferreyra; la diputada resaltó el papel que tuvo el polémico empresario Sergio Taselli.

Tras calificarlo como “una persona muy amiga de Julio De Vido”, Carrió consideró que Taselli también aparece involucrado en varios negocios y en maniobras irregulares con el cobro de subsidios durante los primeros años del kirchnerismo.

Más allá de la mención de Carrió, el nombre de Taselli va camino a ser noticia en el plano judicial en las próximas semanas.

Deberá afrontar un juicio oral y público por el desmanejo de los subsidios que recibió como concesionario privado de Yacimientos Carboníferos de Río Turbio (YCRT) entre los años 1994 y 2002.

La causa está caratulada como “Taselli Sergio s/ defraudación contra la administración pública” y el juicio será llevado adelante por Tribunal Oral Federal Número 5 y la Fiscalía Número 7 a cargo de Miguel Osorio.

Tras haber conseguido millonarios contratos con el Estado durante el menemismo y la primera etapa de la administración kirchnerista, Sergio Taselli comenzó a perder protagonismo a mediados de 2004.

Por medio del decreto 798/04, el Poder Ejecutivo le rescindió la concesión de los trenes de la línea San Martín por los “reiterados y graves incumplimientos contractuales”.

Tres años después y luego de fuertes reclamos de los usuarios por la constante cancelación de servicios, el Gobierno encabezado por Néstor Kirchner también le rescindió las concesiones que le quedaban de las líneas Roca y Belgrano Sur por medio de los decretos 591 y 592.

Fue por las “graves y recurrentes deficiencias registradas en los niveles de calidad, confort y seguridad que debían tener los servicios”. A eso se sumaron numerosos incumplimientos en las tareas de mantenimiento y reparación tanto de las formaciones ferroviarias, como de las estaciones e infraestructura de vías.

Además de los incumplimientos registrados con la Nación, Taselli también tuvo en los últimos años serios problemas y contratiempos con las concesiones del servicio eléctrico que operaba en el interior del país.

Tanto en Catamarca, como en Formosa; las autoridades provinciales les rescindieran las concesiones de la distribuidoras de energía eléctrica por la falta de inversiones y los incumplimientos contractuales.

En la Justicia catamarqueña, tiene un par de causas abiertas relacionadas con el vaciamiento y el manejo irregular de la empresa Edecat y entre los documentos reunidos en la investigación habría comprobantes de depósitos por 29 millones de dólares en bancos suizos que habrían salido de las cuentas de la distribuidora eléctrica.

Fuente: Transporte y Energía