18/07/17

ALDAR revela pormenores del parque solar que montó en Provincia de Buenos Aires

Directivos de la compañía dedicada a la prestación de soluciones energéticas sustentables con 25 años de presencia en el mercado, precisan qué tipo de equipos e insumos se utilizaron durante la construcción del Parque Solar de Arribeños. ¿Por qué se atrasaron las obras? Los detalles en este artículo.


El Programa Provincial de Incentivos a la Generación de Energía Distribuida (PROINGED), organismo público-privado conformado por la Subsecretaría de Servicios Públicos bonaerense y del Foro Regional Eléctrico de la Provincia de Buenos Aires (FREBA), integrado por la empresas distribuidoras del servicio eléctrico provincial, lanzó una licitación para la construcción y puesta en marcha de 6 parques solares fotovoltaicos por un total de 2,3 MW.

ALDAR S.A., empresa dedicada a brindar soluciones energéticas sustentables desde el año 1992, concentrando su actividad en la comercialización, diseño e instalación de sistemas solares fotovoltaicos, resultó adjudicataria de uno de los parques solares: el que se montría en la localidad de Arribeños, partido de General Arenales, muy cerca del límite con la provincia de Santa Fe.

Marcelo Álvarez, Director de Nuevos Proyectos de ALDAR, cuenta a Energía Estratégica que la central de energía limpia de 506 KWp solar, con una potencia de salida AC de 500 KW, “ya está inyectando energía a la red” sobre una línea eléctrica de 13,2 kV que recorre desde General Arenales con una extensión de varios kilómetros rurales.

En cuanto a características del parque, Juan Carlos Benvenutto, Director de ALDAR, puntualiza que para el funcionamiento de la central solar se instalaron 20 inversores marca SMA del modelo Tripower STP 25.0000 trifásicos de 380 VAC de salida. “La elección del inversor sobre todo está basado en un modelo de modularidad y repuestos de bajo costo”, explica.

El parque está compuesto por 1.840 módulos marca Amerisolar de 275 Wp cada uno, distribuidos en 80 mesas (string), completando 506 KWp.

Además, Benvenutto cuenta que para la monitorización y control se usaron equipos Cluster Controller de SMA. Se trata de un equipo de monitorización que permite verificar on-line el funcionamiento general de la planta, el funcionamiento de cada inversor y que envía reportes diarios de los mismos, además de señales de alarma en caso de encontrarse algún desajuste.

“También es un equipo de control, pues permite en forma remota realizar cambios en el funcionamiento de la planta. Por ejemplo disminuir o aumentar su potencia de entrega, cambiar el coseno de fi de inyección, etc”, agrega.

Por otro lado, el empresario detalla: “El sitio, eléctricamente, tiene características de extremo de línea, mientras que la localidad, de economía agrícola, tiene industrias con consumos puntuales elevados como plantas de silos, molienda, etc., por lo que la calidad de la energía recibida hasta el momento no es la ideal, fundamentalmente durante el día cuando las industrias están operativas y se producen caídas de voltaje importante por la extensión de la línea, voltaje, etc”.

Consultado sobre la posibilidad de ampliar la potencia del parque, Benvenutto asevera que el terreno tiene espacios adicionales que podrían ser usados para futuras ampliaciones. “Por el momento no está previsto una ampliación pero suponemos que es una alternativa a evaluar de acuerdo a varios parámetros, especialmente eléctricos, que surgirán luego de algún tiempo de operación de la planta”, opina.

En cuanto a características del terreno utilizado para la central solar, situado en el mismo acceso a la localidad, prácticamente dentro del ejido urbano, el Director de ALDAR indica que los estudios revelaron que se trata “es llano y en los años anteriores ha sido un terreno de cultivos”.

“Los primeros 20 centímetros es muy blando con material orgánico y por debajo tenemos limos arenosos. El nivel freático muy alto impidió utilizar sistema de hincado en las estructuras, usándose fundaciones por pilotes, lo que también generó un desafió importante, ya que no se podía ingresar con maquinaria pesada y se optó por hormigonado en sitio”, afirma.

ALDAR como punta de lanza en este tipo de conexiones

En el mes de mayo de 2014, el PROINGED adjudicó a ALDAR el proyecto de ingeniería, adquisición y construcción de una instalación solar fotovoltaica de 100 kW de potencia nominal en el Partido de Brandsen, Provincia de Buenos Aires.

El Parque Solar se ubica en el kilómetro 90,5 de la Ruta Nacional Nº 2, en el predio cedido a tal fin por la Municipalidad de Brandsen. El mismo consiste en la instalación de un sistema de generación de energía solar fotovoltaica de 100 kWp, la cual se inyecta a la red de la localidad en baja tensión.

En una primera etapa se instala el sistema sobre estructura de soporte fija y en una segunda etapa se instala el sistema sobre estructura de soporte con seguidor solar.

La primera etapa concluye en el mes de diciembre del 2014 y la misma es inaugurada por el Gobernador de la Provincia de Buenos Aires, con la presencia de autoridades de distintas localidades de la Provincia.

En el mes de agosto de 2015, se procede a la instalación y puesta en marcha de la segunda etapa del proyecto, es decir, se monta el sistema solar fotovoltaico sobre una estructura de soporte con seguimiento solar, cuya potencia es de 5 kW.

Este proyecto es la instalación de mayor potencia fotovoltaica instalada en la Provincia de Buenos Aires y único por sus características de inyección a red en baja tensión, combinado el concepto de planta fotovoltaica y generación distribuida.

La energía generada por el sistema fotovoltaico se inyecta a la red energética convencional de la localidad de Brandsen, suministrando parte de la energía eléctrica a los habitantes de la localidad, donde destacamos:

La generación de energía eléctrica mediante una fuente limpia y renovable, en donde cada kW generado implica un kW menos que se genera con combustible fósil.

La compensación y estabilización de la tensión de la red, destacada por los propios vecinos al mencionarnos que ya no les varía la tensión en sus viviendas, como sucedía antes de la instalación del parque fotovoltaico.

Desde su inauguración hasta el mes de julio, el sistema ya ha generado una energía eléctrica total de 104.000 kWh y ha evitado una emisión total de 73 toneladas de dióxido de carbono (CO2).

Fuente: Energía Estratégica