22/02/17

El gobierno de Vidal y los gremios docentes, a punto de chocar por la paritaria

El gobierno bonaerense y los sindicatos llegan a la reunión convocada para el jueves con posiciones duras. Uno ofrece 18% ajustado por inflación y 4 cuotas, y los otros piden 35% y, como máximo, dos cuotas.

El gobierno de María Eugenia Vidal y los gremios docentes bonaerenses retomarán en las próximas horas la tensa negociación paritaria, con posición inflexibles de ambas partes y el riesgo cierto de que el 6 de marzo las clases no empiecen con normalidad en la provincia de Buenos Aires. Al telón de fondo del año electoral, la situación se hace más compleja por la decisión de la administración de Mauricio Macri de dejar en manos de los gobernadores la discusión por los sueldos de los maestros de sus jurisdicciones, sin fijar un piso nacional orientativo.

Los cinco sindicatos docentes (Suteba, Feb, UDA, Amet y Udocba) ratificaron su reclamo del 35 por ciento en, como máximo, dos cuotas, mientras que la Provincia insistió con su propuesta de 18 por ciento, repartido en 4 cuotas trimestrales del 4,5 por ciento, con un ajuste automático por la inflación del INDEC.

"Si la inflación es de más del 4,5% por trimestre, de manera directa y en el mismo período se pagará cualquier diferencia por encima de ese porcentaje que dé el INDEC. Si es más baja, se mantiene el 4,5%", asegura a Clarín uno de los funcionarios que trabajó en los números finos de la propuesta que les llevará, otra vez, la provincia a los gremios, pese a que ya la rechazaron.

"Partimos de la base que al gobierno de Vidal no le creemos porque el año pasado no cumplieron con la cláusula de monitoreo, pero, lo que es peor es que no pueden imponer un 18% o nada. Esa propuesta es de entre 250 y 380 pesos por mes. No cierra por ningún lado", afirma a este medio Roberto Baradel, jefe del Suteba y una de las voces más críticas contra la gestión del PRO.

En la discusión está también el 18 por ciento que desde la propia administración Macri, quieren que se tome de base para todas las negociaciones salariales y que fue rechazada de manera categórica por la CGT. De hecho, el 7 de marzo, un día después de la fecha teórica de inicio de clases, el movimiento obrero con apoyo de todo el arco político opositor hará una marcha en contra de la política económica.

"Sabemos que hay temas que nos exceden, pero nuestro planteo es racional: no vamos a ofrecer nada más que lo que se pueda pagar. Si vienen con 35 o, incluso, si vienen con el 28 por ciento, va a ser muy difícil que nos pongamos de acuerdo. Esperamos que la negociación sea gremial y no política, porque también sabemos que este es un año electoral y que pesan otros factores en las posiciones de algunos", repite el funcionario, ante un Power Point elaborado para explicar los detalles finos de la propuesta.

Baradel admite que se avecina "una negociación ríspida" y no descarta medidas de acción directa o, en buen romance, que haya paro y las clases no empiecen el 6 de marzo. "Quedan solo cuatro días hábiles. Y encima, el gobierno de Macri decidió que no haya una paritaria nacional, que no exista esa convocatoria. Ese es un factor que complica todo mucho más", asegura.

Mañana, los ministros Hernán Lacunza (Hacienda), Marcelo Villegas (Trabajo) y Alejandro Finocchiaro (Educación), llevarán la propuesta a los cinco gremios docentes, mientras que hoy, en la sede de UDOCBA, el sector sindical unificará posiciones y ratificará el reclamo de 35 por ciento, que no haya maestros por debajo de la línea de pobreza y recuperar el poder adquisitivo perdido el año pasado.

"Ellos hacen muchas cuentas que nosotros no compartimos. Para nosotros ellos no perdieron el año pasado, sino que incluso ganaron 2% en el año y no hay trabajadores de la educación por debajo de la línea de pobreza, porque la inmensa mayoría o tiene dos turnos o viven en hogares en los que hay otro ingreso", indicó la fuente, de trato cotidiano con Vidal.

Finalmente, Baradel replicó: "El 47 por ciento de los docentes bonaerenses cobra menos de 13 mil pesos. Encima ofrecen el 4,5% sin tomar en cuenta el Incentivo Docente. Con esta propuesta, el gobierno de la provincia está fijando salarios a la baja".

Fuente: Clarín