02/06/17

Potencial del hidrógeno: Argentina podría tener su “Vaca Muerta” renovable

Lo asegura Juan Carlos Bolcich, titular de la Asociación Argentina de Hidrógeno (AAH2). El especialista destaca la competitividad de este combustible a base de agua y la potencialidad y experiencia con la que cuenta nuestro país. El próximo martes 6 tendrá lugar la Conferencia de Hidrógeno donde se tratará este y otros temas.


Juan Carlos Bolcich es una de las personas que más sabe de hidrógeno en la Argentina. Es titular de la Asociación Argentina de Hidrógeno (AAH2) y miembro del directorio de la Asociación Internacional de la Energía del Hidrógeno en representación de Sudamérica.

En diálogo con Energía Estratégica, el experto subraya la capacidad que tiene nuestro país para transformar las energías renovables intermitentes -como la eólica y solar- en hidrógeno, combustible que al ser utilizado no genera emanaciones de impacto ambiental.

Es que el hidrógeno se produce a partir de la descomposición del agua mediante un proceso electroquímico (electrólisis) que requiere de energía eléctrica para ser logrado, la idea es que se utilicen estas energías renovables para ello.

Una vez separado el oxígeno y obtenido el hidrógeno, éste puede ser almacenado, transportado y utilizado nuevamente para producir energía mediante celdas de combustible, motores a combustión interna, turbinas, entre otros. De ahí la potencialidad que tiene el hidrógeno para acumular energía solar o eólica.

En esa línea, Bolcich destaca el trabajo que se viene realizando desde el 2010 en Comodoro Rivadavia, Chubut, donde la empresa Hychico produce hidrógeno a partir de la energía del viento que genera el Parque Eólico Diadema.

El combustible generado es almacenado bajo tierra. “Hay pocos países del mundo que lo están haciendo; y uno de ellos es la Argentina”, resalta el experto.

¿Cómo es el mecanismo? Se utilizan viejos reservorios subterráneos de petróleo y gas, ya depletados, y allí se almacena el combustible a base de agua.

“El objetivo es probar la capacidad, estanqueidad y comportamiento del reservorio, para ganar experiencia en el almacenamiento de hidrógeno y su uso, mezclado con gas natural como combustible para alimentar un equipo de entre 10 y 30 MW de potencia instalada y suministrar Energía Eléctrica al Mercado Eléctrico Mayorista, en los momentos de demanda pico”, afirman desde Hychico.

Para Bolcich, teniendo en cuenta esta experiencia exitosa, sumado al abaratamiento de la energía renovable -donde el Gobierno nacional cosechó en las licitaciones del RenovAr precios promedio de 56,25 dólares por MWh eólico y de 57,04 dólares el solar- y el gran potencial renovable argentino, se podría ‘plantar’ bajo tierra “una ‘Vaca Muerta’ a hidrógeno”, haciendo referencia a la mega formación de recursos no convencionales del sur.

Cuenta que de aprovechar cavidades naturales subterráneas o depositando cilindros, se puede proyectar el montaje de mega parques eólicos y solares de 1 GW, “almacenando bajo tierra la producción de una semana”, asevera.

Así, se puede pensar en una matriz energética 100 por ciento renovable y hasta exportar energía mediante hidrógeno.

Conferencia del hidrógeno

“Este tipo de soluciones, la acumulación en grandes cantidades de energía mediante hidrógeno, es uno de los aspectos que estaremos comentando durante el evento del martes”, comenta Bolcich en referencia a la jornada que se estará llevando a cabo el próximo 6 de junio, de 9:30 a 13:00 horas, en el Centro de Información y Formación Ambiental CIFA en Ciudad de Buenos Aires.

La invitación (descargar)

“Consideramos ésta una excelente oportunidad para conocer y actualizar las perspectivas del Hidrógeno como vector energético, en particular su rol para el empleo extendido de las energías renovables en altas potencias y capacidades energéticas, permitiendo el almacenamiento masivo y el suministro seguro de energía.

El hidrógeno aplicado al transporte posibilita incrementar el rango de los vehículos eléctricos y sus capacidades de carga, mientras que se constituye en un interesante respaldo para la generación eléctrica térmica y electroquímica, cubriendo las variaciones de potencia del sistema eléctrico y brindando una verdadera capacidad de gestión distribuida de la energía.

La conjunción entre energías renovables y almacenamiento por medio del hidrógeno constituyen una trascendente contribución al ambiente y al desarrollo humano sostenible”.

Fuente: Energía Estratégica