22/06/17

Demanda nacional de electricidad se redujo 5,3% en mayo

La cifra es comparativa con respecto al mismo mes del año pasado.

La demanda nacional de electricidad se redujo 5,3% en mayo con respecto al mismo mes del año pasado, informó este martes Cammesa (la Compañía Argentina del Mercado Mayorista Eléctrico), pero también en el mismo período se registró un crecimiento de 3,8% en el consumo energético de los 8.428 grandes usuarios, que absorben un tercio de la energía del sistema interconectado.

Considerando los 10.754 gigawatts hora (Gwh) requeridos durante el mes pasado, la demanda del año móvil (los últimos 12 meses) cayó 1,4%, pero si se toma el acumulado de los primeros cinco meses del año, el retroceso se estira a 1,8%.

En mayo, según el informe de Cammesa, la demanda de distribución decreció 7,3%, aunque se registró una suba de 3,8% en la gran demanda, que concentra a los 8.428 usuarios mayores cuyo consumo equivale a aproximadamente un tercio de la oferta eléctrica.

La caída de la demanda eléctrica de mayo de 2017 se puede explicar técnicamente porque tuvo lugar en un mes con una temperatura media -registrada en el Gran Buenos Aires- de 15,9° C, que resultó ser superior a la anotada en mayo de 2016, de 12,6° C, y a la media histórica ubicada en 14,5° C.

El incremento de 3,8% en el consumo de los grandes usuarios, puede ser analizado como un reflejo de una mayor actividad productiva en algunos segmentos industriales.

La generación local de electricidad tuvo en este marco un decrecimiento de 4,9%, ya que llegó a 10.976 gigawatts hora (Gwh) contra 11.541 en mayo del año anterior.

Cammesa añadió que "en general las importaciones de energía se dieron bajo un marco de convenios establecidos o excedentes de generación".

Esas compras externas se realizaron principalmente desde Uruguay, por unos 182,4 Gwh, por excedentes de energía de origen eólico en el país vecino; y desde Paraguay, por 9,5 Gwh, a través de la localidad de El Dorado, Misiones, para soporte de tensión en el área.

En el transcurso de mayo, la generación hidráulica decreció 7,4% (totalizó 3.199 Gwh), debido a que en la cuenca del Comahue los aportes de los ríos Limay, Neuquén y Collón Curá "fueron muy inferiores a los promedios históricos".

Ese déficit, sin embargo, fue en parte compensado por los aportes hidráulicos de las principales centrales del Mercado Eléctrico Mayorista: levemente superiores a los históricos en Yacyretá; muy superiores en Salto Grande; y superiores en Futaleufú.

La generación de origen térmico a partir de gas natural registró a su vez un aumento del 52,6% en mayo, con respecto al mismo mes del año pasado, mientras se observó un consumo de gas oil menor en 86%.

El precio estacional medio de la electricidad -es decir, el valor que pagan las distribuidoras por la energía que reciben, y que luego trasladan a los usuarios finales según su perfil, incluido el valor agregado (que cubre costos, el margen para la expansión de las redes y las ganancias)- fue el mes pasado de $ 581,3 por Mwh, frente a $ 334,7 doce meses atrás y a $ 95,5 en mayo de 2015.

La variación, como consecuencia del proceso de revisión tarifaria integral y la reducción de subsidios pagados por Cammesa, fue de 73,6% en el último año, mientras el salto en el bienio resultó de 508,6%.

El informe oficial agrega que la generación eléctrica a partir de fuentes renovables (que incluye producción eólica, solar, de biogas, biomasa e hidráulicas menores a 50 MW) creció en mayo un 20% interanual.

El aporte de esas fuentes llegó a 201 MW, es decir, 2,7% del total generado, lo cual supone un avance frente a la proporción de 2,3% en mayo de 2016 e igual mes de 2015, según el relevamiento de Cammesa.

Fuente: Ámbito