11/05/17

Las obras de las represas sobre el río Santa Cruz se reanudarían en 60 días

Será luego de que se formalice el visto bueno ambiental reclamado por la Corte Suprema de Justicia y de la ratificación de acuerdos financieros que se concretará en los próximos días, durante la visita del presidente Mauricio Macri a China.


Las obras principales de las represas santacruceñas Néstor Kirchner y Jorge Cepernic, sobre el río Santa Cruz, se prevén reanudar dentro de 60 días, luego de formalizarse el visto bueno ambiental reclamado por la Corte Suprema de Justicia y de la ratificación de acuerdos financieros que se concretará en los próximos días, durante la visita del presidente Mauricio Macri a China.

Así lo informó el embajador argentino en China, Diego Guelar, poco antes de comenzar la primera de las audiencias públicas previstas para analizar los 16 estudios de impacto ambiental complementarios encomendados al consorcio chino-argentino adjudicatario de las obras.

La audiencia tendrá lugar en Puerto Santa Cruz, ciudad de poco más de 4.400 habitantes en el departamento de Corpen Aike, y la segunda localidad más antigua de la provincia después de Comandante Luis Piedra Buena, distante a 36 kilómetros.

El estudio puesto a consideración de la audiencia pública considera el impacto ambiental de las obras en las localidades de El Calafate, Comandante Luis Piedra Buena, Puerto Santa Cruz, Camusu Aike y El Chaltén.

La segunda audiencia pública debe ser convocada a nivel nacional por el Congreso, para dar cumplimiento al fallo de la Corte Suprema de fines de 2016.

La inminente reanudación de las obras dará un fuerte impulso a la economía y el empleo regionales a partir del segundo semestre, según confían fuentes del Ministerio de Energía y Minería.

Junto con la confección del estudio ambiental se avanzó de acuerdo con el cronograma inicial en el desarrollo de las tareas preliminares, que incluyeron obras de sondeo geotécnicos exploratorios; actividades de estudio de base; caminos de acceso; construcción de villas temporarias y ejecución y funcionamiento de obradores, apuntaron.

Destacaron que además del estudio “se realizó un proceso de optimización de los acuerdos preexistentes, que representaron una baja de costos del orden de los u$s 1.200 millones, sin afectar en forma significativa la energía anual promedio prevista de generación”.

El acuerdo por las represas Kirchner y Cepernic con el consorcio de empresas Gezhouba Group Company Limited (de China)-Electroingeniería S.A.-Hidrocuyo S.A. (UTE) incluyó a fines de agosto pasado la Adenda IV al Contrato de Obra Pública, referido a los aspectos comerciales.

En la Secretaría de Energía Eléctrica calculan una demanda de 6.000 a 6.500 puestos laborales directos, lo cual “tendrá un fuerte impacto en la demanda de materias primas para la construcción, y habrá a la vez un fuerte impulso en el comercio local, la venta de combustibles, automotores y otros productos elaborados, como efectos indirectos derivados del aumento del empleo local”, dijeron voceros oficiales.

Las represas del río Santa Cruz prevén una producción media anual del orden de 5.200 GWh (equivalente a 3,6% de la energía eléctrica aportada en 2016 al Sistema Argentino de Interconexión) y sustituirán el consumo de combustibles en centrales térmicas de gas, carbón, fueloil y gasoil por un equivalente a unas 2,5 millones de toneladas de CO2 al año.

La incorporación de los dos aprovechamientos sobre el río Santa Cruz “favorecerá el desarrollo regional, a la vez que se atenderá a regiones hoy alimentadas en forma aislada con pequeñas centrales térmicas alimentadas con gasoil”, afirmaron fuentes de la Secretaría de Energía Eléctrica a Télam.

Las represas, además, “permitirán compensar con su potencia, de rápida utilización, las variaciones de potencia eólica especialmente previstas en esta región de la Patagonia, maximizarán el volumen a instalar y operar y reducirán adicionalmente el consumo de combustibles”, aseguraron.

El proyecto de aprovechamientos hidroeléctricos del río Santa Cruz es financiado por los bancos China Development Bank Corporation, Industrial and Commercial Bank of China Ltd. y Bank of China Ltd., y desde julio de 2015 el Estado nacional ya pagó intereses por 61,2 millones de dólares.

Fuente: Energías Patagónicas