08/05/17

Invertirán $ 5816 millones en cuatro distribuidoras eléctricas bonaerenses

El grupo DESA, que acaba de quedarse con Edelap y EDEA, destinará los fondos a la renovación de la red


Obras de Edelap, en La Plata. Foto: Archivo

El grupo Desarrolladora Energética SA (DESA) invertirá $ 5816 millones en los próximos cincos años en sus distribuidoras eléctricas EDEN, EDES, EDEA y Edelap, que cubren la mayor parte del territorio bonaerense.

A poco más de un mes de su desembarco en EDEA y Edelap, el grupo liderado por Rogelio Pagano presentó su plan de inversiones quinquenal, que "apunta a mejorar en forma creciente los niveles de calidad técnicos y de atención a los usuarios, incluyendo obras estructurales con ampliación y renovación de red de subtransmisión, reposición de red de media tensión e innovación tecnológica", según precisó la compañía en un comunicado.

La mayor parte de los fondos se destinará a EDEN, la distribuidora que atiende el centro y el norte de la provincia, que recibirá en total $ 2931 millones. Específicamente, en esta zona se destaca la renovación de la totalidad de la red subterránea de media tensión y nuevas estaciones transformadoras de 132/33/13,2 kV que beneficiarán a los usuarios de ciudades como San Nicolás, Campana, Chivilcoy, Junín y Mercedes.

En La Plata, zona atendida por Edelap, se ejecutarán obras para la subestación transformadora Barragán y la interconexión con el sistema de alta tensión de la distribuidora. Además, se avanzará con nuevas subestaciones en Olmos, Villa Elisa, Berisso y Ensenada, el tendido de 32 kilómetros de red de alta tensión, la renovación de 100 kilómetros de cable subterráneo de media tensión y la construcción de más de 40 nuevos distribuidores de media tensión. En total, la inversión en el área de concesión de Edelap ascenderá a $ 1300 millones.

Por su parte, en Mar del Plata se prevé la construcción de cinco cámaras subterráneas de media tensión y renovación de equipamiento en siete subestaciones subterráneas en la zona céntrica de la ciudad, mientras que en Bahía Blanca, las principales obras incluyen la reestructuración de 18 kilómetros de líneas aéreas y 1000 metros de líneas subterráneas, entre otras.

En su conjunto, las cuatro empresas dan servicio eléctrico a 1,77 millones de usuarios en la provincia y tienen 3146 empleados.

"La Argentina tiene una perspectiva de crecimiento y desarrollo económico y nosotros como compañía vamos a acompañar este proceso. Estas inversiones no son un número, sino el concepto que tenemos como compañía de una visión de largo plazo y de compromiso con el país", señaló Rogelio Pagano, presidente de DESA. "La repotenciación del sector eléctrico es una pieza vital en el crecimiento económico que tiene la Argentina por delante, y queremos ser partícipes de estas mejoras, que llegan no sólo a las grandes urbes, sino a un muy amplio territorio, con aportes muy importantes para economías regionales y zonas rurales", agregó el empresario.

DESA ya tenía las empresas EDEN y EDES, y en marzo pasado se alzó con el control de Edelap y EDEA. El vendedor en ambas distribuidoras fue el fondo Disvol Energía, que manejaba el empresario Alejandro Macfarlane, ex presidente de Edenor.

US$ 260 Millones

Es la suma que desembolsó DESA en marzo para tomar el control accionario de EDEA y Edelap, las distribuidoras eléctricas que pertenecían al empresario Alejandro Macfarlane

Fuente: La Nación