19/01/17

Represas Patagonia recibirá un pago de $200 millones para afrontar sus deudas

La decisión se conoció después que la Unión Transitoria de Empresas despidiera a 328 trabajadores y decidiera quedarse con una planta de 530 para continuar con los trabajos complementarios, mientras se definen los estudios ambientales y pasos legales por los cambios introducidos en el proyecto y el fallo ambiental de la Corte Suprema de Justicia.


El Gobierno nacional desembolsará $200 millones para que la firma que tiene a cargo la obra de las represas hidroeléctricas Néstor Kirchner y Jorge Cèpernic sobre el río Santa Cruz, la Unión Transitoria de Empresas Represas Patagonia, afronte parte de sus deudas, informó ayer el diputado nacional Eduardo Costa, tras participar de reuniones con el presidente Mauricio Macri y ministros.

“Ya estamos trabajando para realizar las audiencias públicas y completar los informes necesarios para finalizar el estudio de impacto ambiental”, dijo el legislador nacional, al ratificar a radios de Río Gallegos el compromiso del Gobierno nacional con la obra de las represas.

Las reuniones de las que participó Costa se llevaron a cabo luego de que Represas Patagonia, una Unión Transitoria de Empresas (UTE), despidiera a 328 trabajadores y decidiera quedarse con una planta de 530, para continuar con los trabajos complementarios, mientras se definen los estudios ambientales y pasos legales por los cambios introducidos en el proyecto y el fallo ambiental de la Corte Suprema de Justicia.

Por los despidos, la Unión Obrera de la Construcción de la República Argentina (UOCRA) de Santa Cruz Sur se declaró en estado de alerta y movilización, medida por la que la Secretaría de Trabajo de la provincia declaró la conciliación obligatoria y citó a una audiencia a las partes para el próximo miércoles en la sede de la autoridad laboral en Río Gallegos.

CAMBIOS AL PROYECTO

Costa, quien preside la Unión Cívica Radical de Santa Cruz, destacó los cambios introducidos en el proyecto para hacer sustentable la obra, que generará 1.310 megavatios en lugar de los 1.740 proyectados inicialmente, producto de la disminución de la cantidad de turbinas, de 8 a 5 para la represa Néstor Kirchner, y de 5 a 3 para la Jorge Cépernic.

Por esos cambios y por el fallo de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, que suspendió las obras al aceptar un amparo ambiental, continúan los estudios ordenados desde noviembre pasado.

La UTE Represas Patagonia calculó que hacia fines de febrero o principios de marzo estará completando esos estudios de flora, fauna y monitoreo social que sumarán nuevos datos a los estudios ya realizados en 2015, cuando la obra fue lanzada oficialmente.

Luego será el turno del Estado nacional de fijar una audiencia pública, estipulada en la Ley 23879 que cita la Corte Suprema de Justicia, en el ámbito del Congreso de la Nación, a la que hace alusión Costa.

El legislador nacional fue parte de la delegación argentina que el 11 de diciembre último recibió en El Calafate a representantes de las firmas chinas Gezhouba, integrante de la UTE, junto a Electroingeniería e Hidrocuyo, y ratificó: “el Gobierno nacional está comprometido con las obras de las Represas sobre el Río Santa Cruz”.

Fuente: Energías Patagónicas